Berlín espera que Rusia que trate con justicia a los activistas de Greenpeace

El Gobierno alemán mostró hoy su preocupación por la detención de activistas de la ONG medioambiental Greenpeace en Rusia y exigió a las autoridades judiciales de ese país que ejerzan su mandato dentro del Estado de Derecho.

El Gobierno alemán mostró hoy su preocupación por la detención de activistas de la ONG medioambiental Greenpeace en Rusia y exigió a las autoridades judiciales de ese país que ejerzan su mandato dentro del Estado de Derecho.

"Esperamos, por supuesto, que las autoridades judiciales rusas se comporten en esta cuestión como corresponde, esto es, con un procedimiento propio de un Estado de Derecho", aseguró un portavoz del Ministerio de Exteriores alemán.

La Justicia rusa anunció hoy que presentará en breve cargos formales contra los 30 tripulantes de 19 nacionalidades del rompehielos de Greenpeace "Arctic Sunrise", en prisión preventiva por tratar de asaltar la plataforma petrolífera Prirazlómnaya del gigante energético Gazprom.

La acción de protesta de la ONG, cuyos activistas querían encadenarse a la plataforma para denunciar la extracción de petróleo en el Ártico, es calificada por las autoridades rusas como "una amenaza real a la seguridad personal de los trabajadores de la plataforma y la propiedad".

El tribunal Léninski de la ciudad de Múrmansk resolvió que los tripulantes del rompehielos, implicados en el presunto asalto a una plataforma petrolífera en el Ártico ruso, deben permanecer en la cárcel mientras se investiga el delito de piratería que les quiere imputar el CI.

Tras la protesta junto a la plataforma de Gazprom en aguas del mar de Barents, en el Ártico ruso, el rompehielos de la ONG fue apresado por la guardia de fronteras rusa y sus tripulantes detenidos y trasladados a tierra para comparecer ante la justicia.

El consorcio energético planea comenzar la producción de petróleo en esa plataforma en el primer trimestre de 2014, lo que, según la ONG, aumenta el riesgo de que se produzca un vertido de crudo en un área que contiene tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.