Ucrania y Perú, sancionados a jugar el próximo partido a puerta cerrada

Ucrania y Perú han sido sancionados por la Comisión Disciplinaria de la FIFA a disputar el próximo partido de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 a puerta cerrada.

Ucrania y Perú han sido sancionados por la Comisión Disciplinaria de la FIFA a disputar el próximo partido de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 a puerta cerrada.

Según informa hoy el máximo organismo futbolístico mundial, Perú tendrá que jugar su próximo partido oficial -contra Bolivia, el 15 de octubre- a puerta cerrada por disturbios de público en el encuentro del pasado 6 de septiembre ante Uruguay en Lima.

El equipo arbitral informó de los incidentes que causaron los hinchas peruano y se abrió el correspondiente procedimiento disciplinario el 9 de septiembre, que se zanja con esta sanción, completada con 20.000 francos suizos de multa.

Ucrania tendrá que jugar el próximo encuentro oficial a puerta cerrada y no podrá jugar ninguno de los siguientes partidos de la fase premundialista en el estadio de Leópolis (Lviv).

Esta sanción se debe a los incidentes producidos el pasado 6 de septiembre en el encuentro entre Ucrania y San Marino, disputado el 6 de septiembre en dicha ciudad.

Tanto el colegiado como el comisario del partido informaron de un total de nueve incidentes con material pirotécnico, y el observador de la Asociación de Fútbol contra el Racismo en Europa (FARE) redactó un informe en el que recogió varios incidentes racistas y discriminatorios ocurridos durante el transcurso del encuentro y cuyos autores fueron aparentemente seguidores locales.

Tras abrir el procedimiento disciplinario el pasado 11 de septiembre, la Comisión Disciplinaria de la FIFA examinó los informes del colegiado y el comisario, de FARE y las alegaciones de la Federación Ucraniana.

La comisión resolvió que "los actos ofensivos, denigratorios y discriminatorios de un reducido grupo de hinchas ucranianos eran dignos de desprecio y suponían una clara violación del Código Disciplinario de la FIFA. Además, los artefactos incendiarios que se arrojaron al campo amenazaron seriamente la seguridad de los espectadores y no están tolerados".

Por lo tanto, el próximo encuentro de Ucrania de la fase previa para el Mundial, ante Polonia el 11 de octubre, debe jugarse a puerta cerrada y el estadio en cuestión tampoco podrá albergar ninguno de la fase previa para el Mundial de Rusia 2018.

Asimismo, se impone una multa a la Federación Ucraniana de 45.000 francos suizos.

Además de dichas sanciones, la Comisión Disciplinaria advierte a las federaciones peruana y ucraniana que en caso de reincidencia impondrá "sanciones más severas, que implicarían la pérdida del partido, la deducción de puntos o la descalificación de la competición"