Rusia niega que hiciera concesiones a EEUU al consensuar resolución siria

Rusia negó hoy que haya hecho concesiones a Estados Unidos a la hora de consensuar una resolución sobre el desarme químico sirio que podría ser aprobada en las próximas horas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia negó hoy que haya hecho concesiones a Estados Unidos a la hora de consensuar una resolución sobre el desarme químico sirio que podría ser aprobada en las próximas horas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

"No hay ninguna concesión. No hay ni la más mínima desviación del texto del acuerdo marco alcanzado por las delegaciones de Rusia y Estados Unidos el 14 de septiembre en Ginebra", dijo Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores ruso, a la emisora de radio "La Voz de Rusia".

El diplomático añadió que "lo importante es que se ha excluido el automatismo de la aplicación del Capítulo 7" sobre el uso de la fuerza.

Riabkov aseguró que la resolución garantiza que el Consejo de Seguridad no apruebe el uso de la fuerza sin que antes se haya confirmado al cien por cien que Siria incumple su promesa de entregar su arsenal químico a la comunidad internacional o alguna de las partes en conflicto haya utilizado ese tipo de armas.

"Eso significa que esa cláusula (Capítulo 7) no puede ser aplicada de manera inmediata. Esta interpretación del proyecto de resolución es la única posible y aceptable, tanto desde el punto de vista jurídico como político", dijo.

Al mismo tiempo, aseguró que durante su reciente reunión con el líder sirio, Bachar al Asad, se convenció de que Damasco está comprometido con la destrucción de sus armas químicas y con la participación en la conferencia Ginebra-2.

Riabkov aseguró que en breve Siria entregará a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) nuevos datos sobre el tipo de armas que se almacenan en sus arsenales químicos y las sustancias que las componen.

El siguiente paso sería el envío de los inspectores internacionales al país árabe para corroborar la información recibida de manos de Damasco, visita que debería tener lugar en el plazo de un mes, indicó.

Anoche, tras reunirse con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, anunció que Moscú y Washington habían llegado a un acuerdo sobre un borrador de resolución para eliminar el arsenal químico sirio.

Lavrov aseguró que dicha resolución no contempla ninguna acción en virtud del Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas y que mostrará claramente su respaldo a las decisiones que adopte en breve la OPAQ, con sede en La Haya.

La resolución subrayará la importancia de apoyarse en las conclusiones profesionales de la OPAQ, destacó el jefe de la diplomacia rusa, quien ha puesto en duda la parcialidad del informe de la ONU sobre el uso de armas químicas en Siria.

Mientras, representantes del Departamento de Estado manifestaron en Nueva York que el texto es vinculante y mantiene abierta la puerta a invocar el Capítulo 7, aunque esto esté sujeto a la aprobación de una nueva resolución.

Al Asad ha aceptado entregar todas sus armas químicas, para lo que tendrá hasta el final de la primera mitad de 2014, según el plan ruso-estadounidense, aunque algunos expertos han puesto en duda la viabilidad de esos plazos.