Medios rusos piden liberación de fotógrafo detenido en rompehielos Greenpeace

Varios medios rusos piden hoy la liberación del fotógrafo ruso Denís Siniakov, que ha sido condenado a dos meses de prisión preventiva, al igual que otros activistas de Greenpeace que protestaban contra la explotación energética del Ártico.

Varios medios rusos piden hoy la liberación del fotógrafo ruso Denís Siniakov, que ha sido condenado a dos meses de prisión preventiva, al igual que otros activistas de Greenpeace que protestaban contra la explotación energética del Ártico.

"La persecución de Denís Siniakov es un revés para la libertad de expresión y la inmunidad periodística ante la persecución por informar sobre los acontecimientos", señala el comunicado emitido por varios medios de comunicación digitales.

Los medios, entre los que figuran el diario digital Gazeta.ru, el periódico "Nóvaya Gazeta" y la emisora de radio Eco de Moscú, exigen la liberación del reportero gráfico y que "se retiren todos los cargos".

"Nos dirigimos a las autoridades del país con la petición de que respeten la legalidad", apunta la nota, que recuerda que Siniakov es un prestigioso profesional, con experiencia en conflictos bélicos, y que tiene un hijo pequeño.

Los medios mantienen que Siniakov no participó el pasado jueves en el intento de asaltar la plataforma petrolífera "Prirazlómnaya" del consorcio ruso Gazprom en el mar de Pechora y que sólo se limitó a sacar fotos.

Siniakov, que colaboraba también con agencias internacionales, disponía de una acreditación como fotógrafo del diario digital Lenta.ru.

En una muestra de solidaridad con el fotógrafo y en señal de repulsa contra su detención, los medios denunciantes se han comprometido a no publicar fotografías e imágenes durante casi toda la jornada de hoy, viernes.

"Aquí podía haber una imagen impactante o irónica sobre la última gran noticia internacional o rusa. Pero, en lugar de eso, hay un cuadrado negro. El abismo del silencio. Símbolo de la solidaridad con el colega detenido en el Ártico", escribió el diario Gazeta.ru.

La Justicia rusa dictó dos meses de prisión preventiva contra Siniakov, aduciendo que éste dispone de pasaporte, por lo que podría fugarse al extranjero para eludir su responsabilidad.

El tribunal Leninski de la ciudad de Murmansk informó hoy de que la prisión preventiva afecta además a 21 de los 30 activistas de Greenpeace que viajaban en el rompehielos "Arctic Sunrise".

Greenpeace anunció hoy que recurrirá todas y cada una de las infracciones procesales cometidas por la Justicia rusa y advirtió que adoptará medidas jurídicas, tanto en Rusia como en el extranjero, contra los funcionarios involucrados en el caso.

"No se conoce ni un solo caso en toda la historia de Greenpeace en la que un Estado actuara de manera tan agresiva tras una acción pacífica que no tiene relación alguna con un delito penal", aseguró Iván Blókov, coordinador de programas de Greenpeace Rusia, en rueda de prensa.

Y comparó la situación del "Arctic Sunrise" con la del "Rainbow Warrior", hundido por los servicios secretos franceses en 1985 durante la campaña contra las pruebas nucleares en el Pacífico Sur.