Cónsul argentino se reúne con activistas de Greenpeace retenidos en Rusia

Dos de los activistas de Greenpeace retenidos en la ciudad de Múrmansk, en el Ártico ruso, son de nacionalidad argentina, se encuentran bien y han sido visitados por el cónsul de este país en Moscú, informaron hoy a Efe funcionarios de la Embajada en la capital rusa.

Dos de los activistas de Greenpeace retenidos en la ciudad de Múrmansk, en el Ártico ruso, son de nacionalidad argentina, se encuentran bien y han sido visitados por el cónsul de este país en Moscú, informaron hoy a Efe funcionarios de la Embajada en la capital rusa.

"El cónsul estuvo ayer con ellos" cuando aun se encontraban a bordo del rompehielos "Arctic Sunrise", y "hoy va a visitarlos de nuevo", dijo la fuente.

Los dos argentinos, junto con los cerca de treinta activistas de otras nacionalidades, fueron trasladados anoche desde el buque a tierra, donde fueron interrogados hasta la madrugada en relación a la protesta que la organización ecologista organizó el jueves pasado en el Ártico ruso en contra de la explotación petrolífera.

Los funcionarios de la Embajada argentina identificaron a los dos connacionales como Camila Speziale y Miguel Pérez Orsi.

"Están en buen estado, se encuentran bien de salud", aseguraron, en base a la visita que ayer les hizo el cónsul, Jorge Nicolás Zobenica.

"El embajador también habló ayer con ellos por teléfono, y hoy el cónsul va a volver a visitarlos", dijeron.

El embajador argentino, Juan Carlos Kreckler, ha enviado, además, "una nota oficial al Ministerio de Exteriores ruso pidiendo su liberación", indicaron en la Embajada.

Según dijo a Efe la representante de Greenpeace para Rusia, María Favórskaya, de madrugada, los casi treinta activistas fueron trasladados a varias prisiones preventivas de Múrmansk y de otras ciudades próximas al principal puerto en el Ártico ruso.

El Comité de Instrucción ruso aseguró ayer que quiere acusar a los militantes ecologistas de "piratería", aunque por el momento no hay ningún cargo oficial.

Los activistas detenidos el pasado jueves a bordo del rompehielos de Greenpeace "Arctic Sunrise" proceden de 18 países: Rusia, Argentina, Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Francia.

Tras ser detenidos en aguas del Ártico, los activistas de Greenpeace han estado bajo custodia cinco días a bordo del rompehielos.

El jueves, la guardia de fronteras rusa abrió fuego de advertencia contra el "Arctic Sunrise" y luego detuvo el barco después de que varios activistas se trasladaran desde el rompehielos en lanchas neumáticas hacia la plataforma petrolífera Prirazlómnaya para encadenarse a ella en protesta contra la exploración de petróleo en el Ártico.

El gigante energético Gazprom planea comenzar la producción de petróleo en esa plataforma en el primer trimestre de 2014, lo que, según la ONG, aumenta el riesgo de que se produzca un vertido de petróleo en un área que contiene tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa