Incoan una causa penal contra activistas que protestaron en el Ártico ruso

El Comité de Instrucción (CI) de Rusia anunció hoy que ha incoado una causa penal por piratería contra la tripulación del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace, que el pasado día 19 protestó contra la exploración petrolífera en el Ártico ruso

El Comité de Instrucción (CI) de Rusia anunció hoy que ha incoado una causa penal por piratería contra la tripulación del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace, que el pasado día 19 protestó contra la exploración petrolífera en el Ártico ruso.

"Todos los que asaltaron la plataforma (petrolífera Prirazlómnaya del monopolio energético ruso Gazprom) serán acusados independientemente de su ciudadanía", afirmó el portavoz del CI, Vladímir Markin, citado por las agencias rusas.

Agregó que la investigación se llevará a cabo "estrictamente conforme a las normas de la legislación rusa y el Derecho internacional".

Mientras, más de medio centenar de organizaciones no gubernamentales (ONG) y 370.000 personas de todo el mundo han firmado peticiones exigiendo liberar la tripulación del barco de Greenpeace detenida el pasado jueves por guardacostas rusos en aguas del Ártico.

Las ONG que firmaron ayer una misiva al presidente ruso, Vladímir Putin, señalaron que la detención de los 27 activistas de Greenpeace -bajo custodia por quinto día consecutivo a bordo del rompehielos que hoy llega remolcado al puerto de Múrmansk- es "particularmente cínica" en el Año de la Protección de la Naturaleza.

El propio Putin acudirá hoy al Foro Ártico Internacional que arranca en la ciudad de Salejard.

Con anterioridad, Mijaíl Kreindlin, empleado de la oficina moscovita de Greenpeace, recordó en una entrevista a Efe que "conforme al artículo 227 del Código Penal ruso, la piratería es un asalto con el uso de la fuerza con el fin de apropiarse de bienes ajenos".

Algo que obviamente, dijo, no fue el caso de los activistas de Greenpeace que intentaron desembarcar en la Prirazlómnaya para protestar.

La guardia de fronteras rusa abrió fuego de advertencia contra el "Arctic Sunrise" y luego detuvo el barco después de que activistas de Greenpeace partiesen del rompehielos en lanchas neumáticas hacia la Prirazlómnaya para encadenarse a ella en protesta contra la exploración de petróleo en el Ártico.

El gigante energético planea comenzar la producción de petróleo en esa plataforma en el primer trimestre de 2014, lo que, según la ONG, aumenta el riesgo de que se produzca un vertido de crudo en un área que contiene tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa.

A finales de agosto, el mismo rompehielos fue interceptado por la guardia de fronteras rusa en la ruta del mar del Norte, donde los activistas de Greenpeace intentaron llevar a cabo otra acción de protesta contra la exploración geológica de las regiones del Ártico de cara a la extracción de petróleo

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.