China explotará 3 millones de hectáreas de tierra cultivable en Ucrania

China explotará tres millones de hectáreas de tierra cultivable en Ucrania, en un plan que se desarrollará a lo largo de cincuenta años y será el proyecto agrícola chino más importante en el exterior.

China explotará tres millones de hectáreas de tierra cultivable en Ucrania, en un plan que se desarrollará a lo largo de cincuenta años y será el proyecto agrícola chino más importante en el exterior.

Según publica hoy el diario "South China Morning Post", la iniciativa representa "un paso significativo en los recientes esfuerzos de China para alentar a sus empresas nacionales a cultivar tierras en el exterior, a medida que crece la demanda de alimentos en China paralela a su proceso de urbanización".

En la primera fase del proyecto, Ucrania facilitará 100.000 hectáreas de tierra de alta calidad en la región de Dnipropetrovsk a China, que las utilizará para el cultivo de grano y la cría de porcino.

Esa zona se ampliará gradualmente hasta llegar a los tres millones de hectáreas. Las cosechas y los animales que se obtengan se venderán a un precio preferente a dos conglomerados alimentarios de propiedad estatal china.

El acuerdo se firmó el pasado junio entre la firma china Xinjiang Production and Construction Corps (XPCC) y la ucraniana KSG Agro.

XPCC, también conocida como Bingtuan, es una organización cuasi militar china que se estableció en la provincia occidental de Xinjiang en los años cincuenta para habilitar áreas cultivables y consolidar las defensas contra la Unión Soviética.

Aunque XPCC no ha dado a conocer el volumen de su inversión, los medios ucranianos han indicado que será en torno a los 2.600 millones de dólares.

China ya explota cerca de dos millones de hectáreas en el exterior, entre ellas 234.000 en Argentina, que adquirió la empresa Beidahuang para cultivar soja y maíz.

La compañía Chongqing Grain pagó además 375 millones de dólares por plantaciones de soja en Brasil y 1.200 millones de dólares en Argentina por tierra donde cultivará algodón, maíz y soja.

Aunque la producción china de cereales se ha incrementado anualmente en la última década, también ha aumentado su importación de grano.

El año pasado China compró cerca de 14 millones de toneladas de granos y harinas de cereal, un aumento de cerca del 150 % con respecto a 2011.