Ucrania amenaza con continuar la reducción de importaciones de gas ruso

"En el curso de los últimos dos años y medio hemos reducido las importaciones (de gas procedente de Rusia) más de la mitad. En caso de que el contrato no se modifique, seguiremos el camino de las reducciones", afirmó el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, en un foro internacional en la ciudad de Yalta, península de Crimea

Ucrania dejó hoy claro que continuará la reducción del volumen de importaciones de gas ruso si Moscú no revisa el contrato de suministro del hidrocarburo de 2009 que Kíev considera oneroso para su economía.

"En el curso de los últimos dos años y medio hemos reducido las importaciones (de gas procedente de Rusia) más de la mitad. En caso de que el contrato no se modifique, seguiremos el camino de las reducciones", afirmó el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, en un foro internacional en la ciudad de Yalta, península de Crimea.

Agregó que tanto Rusia como Ucrania sufrirán pérdidas económicas a raíz de esa situación dado que Rusia perderá a un "gran cliente", al tiempo que Kíev se verá obligado a invertir en la búsqueda de nuevos suministradores del hidrocarburo en vez de modernizar su economía.

También informó de que Kíev estudia la posibilidad de suspender el funcionamiento de dos hilos de su gasoducto por el que suministra gas a la Unión Europea, ya que sólo se utiliza un 60 % de su potencial de trasiego, que es de 150.000 millones de metros cúbicos anuales.

Azárov llamó a Rusia y la UE a asumir parcialmente los gastos de mantenimiento del gasoducto, si están interesados en que no se paren los hilos.

Ucrania se niega a pagar el volumen contratado con el consorcio ruso Gazprom con el argumento de que ya ha reducido el monto de sus importaciones.

Según el contrato firmado en 2009 y en vigor hasta 2019, la gasística ucraniana Naftogaz debe pagar anualmente por un mínimo de 41.600 millones de metros cúbicos de gas, aunque haya importado menos, pues existe una cláusula denominada "toma o paga" (take or pay, en inglés).

El año pasado, Ucrania importó casi 9.000 millones de metros cúbicos de gas menos de lo estipulado en el acuerdo.

Gazprom reclama el pago de 7.000 millones de dólares por concepto del gas que no importó Ucrania en 2012.

Además de importar gas para consumo propio, Ucrania ofrece su sistema de gasoductos para el trasiego del 80 % de las exportaciones del carburante ruso con destino a Europa.