Partido Islámico de Tayikistán nombra a mujer como candidata a la Presidencia

El Partido del Renacimiento Islámico de Tayikistán (PRIT) anunció hoy que una mujer, la activista Oinijol Bobonazárova, será la candidata opositora en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

El Partido del Renacimiento Islámico de Tayikistán (PRIT) anunció hoy que una mujer, la activista Oinijol Bobonazárova, será la candidata opositora en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

"Muchos se sorprenden de que un partido islámico haya elegido a una mujer como candidata, pero no la elegimos por ser mujer, sino porque es una candidata digna y un figura respetada en Tayikistán", dijo a Efe Muhiddin Kabirí, líder del PRIT, tras el congreso del partido celebrado hoy en la capital de la república centroasiática.

Bobonazárova, de 65 años, será la candidata del PRIT y del resto de partidos que integran el bloque electoral opositor llamado Unión de Fuerzas Reformistas por unas Elecciones Democráticas.

"Tendríamos más oportunidades si el candidato fuera uno de los dirigentes del partido, pero queremos evitar que durante la campaña se utilice el islam como arma arrojadiza contra el PRIT. Por eso, elegimos a un candidato secular", explicó el líder del partido.

Kabirí, cabeza del único partido islamista legal en Asia Central, cree que Bobonazárova recibirá el apoyo de la juventud, los musulmanes moderados y los numerosos tayikos descontentos con la gestión del presidente, Emomalí Rajmón, en el poder desde 1992.

El PRIT, que se ha aliado ahora con los socialdemócratas, no tomó parte en los anteriores comicios presidenciales de 2006 y Kabirí asegura que no es "tan ingenuo como para pensar que en noviembre habrá elecciones democráticas".

"Por supuesto, las autoridades cometerán irregularidades, pero la oposición unificada tendrá opciones de lograr un buen resultado. Tenemos tiempo de hacer campaña y de promover a nuestra candidata", subrayó.

Kabirí recuerda que el currículum de Bobonazárova la respalda, ya que fue decana de la Facultad de Derecho de Dusambe, fundó en 1990, antes de la caída de la URSS, el primer partido democrático opositor y estuvo varios meses en la cárcel y tres años bajo arresto domiciliario por enfrentarse a Rajmón.

"Es muy popular y respetada en todo el país, siempre ha defendido los derechos humanos y la justicia social. Trabajó muchos años como consultora de la OSCE", dijo.

El líder opositor reconoce que no fue nada fácil persuadir a los afiliados de su formación conservadora a que apoyaran a un "candidato secular".

Por su parte, nada más ser presentada como candidata presidencial, Bobonazárova prometió que romperá amarras con el pasado y no intentará vengarse de nadie por la guerra civil que enfrentó entre 1992 y 1997 a comunistas e islamistas y dejó más de 100.000 muertos.

"Lo que pasó, pasado está. La gente que desea una nueva guerra, simplemente está loca. Para mi son todos iguales, el norte, el este, el oeste y el sur", proclamó.

El PRIT asegura que no defiende una revolución islámica, rechaza la instauración de un califato y tampoco tiene intención de imponer el "burka", pero reconoce que Occidente nunca aceptaría un Gobierno islámico en Asia Central, ante la amenaza de la propagación del integrismo desde el vecino Afganistán.

Los analistas consideran que la candidata opositora no tiene asegurada la participación en las presidenciales debido a la exigencia de 210.000 firmas, o un 5 por ciento del electorado, para poder concurrir.

La oposición exige a las autoridades que reduzcan esa barrera o permitan recabar esas firmas entre el 1,5 millones de emigrantes tayikos que trabajan en Rusia y otros países de Asia Central.

En caso de que Rajmón decida postular a un último mandato de siete años, a lo que tiene derecho tras reformar la Constitución en 2003, pocos dudan de que el autócrata tayiko saldrá reelegido.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.