Comandante de la Armada rusa viaja al lugar del incendio de submarino atómico

El comandante de la Armada rusa, Víctor Chirkov, se desplazó hoy al lugar del incendio del submarino nuclear ruso "Tomsk", que se encuentra en reparaciones en un dique flotante en las cercanías de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso.

El comandante de la Armada rusa, Víctor Chirkov, se desplazó hoy al lugar del incendio del submarino nuclear ruso "Tomsk", que se encuentra en reparaciones en un dique flotante en las cercanías de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso.

Conforme a un comunicado oficial citado por la agencia Interfax se detectó humo en un compartimento del sumergible sin que se llegaran a ver llamas.

"En el curso de los trabajos de soldadura (...) en una de las tomas de agua del casco ligero (externo) del "Tomsk" surgió humo después de que una chispa cayera sobre un remache del lastre", dice el informe.

Según el Estado Mayor de la Armada, el reactor del submarino fue apagado antes de que éste entrara en reparaciones y, además, no había riesgo de explosión, pues todo el armamento del "Tomsk" había sido retirado con anterioridad.

Agregó que inmediatamente tras la aparición del humo fue evacuada toda la tripulación del sumergible, cuya dotación completa la integran 130 hombres.

Inicialmente, se informó de que el fuego se produjo en el submarino "Irkutsk", pero luego precisó que se trataba del "Tomsk", submarino de la misma clase, Antéi (Oscar II, según la clasificación de la OTAN).

Los submarinos de la clase Antéi, de 150 metros de eslora y con una autonomía de navegación de 120 días, están pertrechados con misiles crucero P-700 Granit.

Son propulsados por dos reactores nucleares OK-650B, con una potencia total de 98.000 caballos de fuerza

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.