Obama, Putin y el "excepcionalismo" estadounidense

Los presidentes de EEUU, Barack Obama, y Rusia, Vladímir Putin, han iniciado un debate a distancia sobre si la primera potencial mundial es o no "excepcional" y el papel que debería jugar para intentar resolver la crisis en Siria.

Los presidentes de EEUU, Barack Obama, y Rusia, Vladímir Putin, han iniciado un debate a distancia sobre si la primera potencial mundial es o no "excepcional" y el papel que debería jugar para intentar resolver la crisis en Siria.

Estados Unidos "no es la policía del mundo", admitió Obama el martes por la noche en un discurso televisado a la nación de 15 minutos desde la Sala Este de la Casa Blanca.

Pero "cuando, con modesto esfuerzo y riesgo, podemos lograr que los niños dejen de ser atacados con gas hasta la muerte y poner a nuestros propios hijos más seguros a largo plazo, creo que debemos actuar. Eso es lo que hace diferente a Estados Unidos. Eso es lo que nos hace excepcionales", destacó.

EEUU sostiene que el régimen de Bachar Al Asad fue el responsable del ataque con armas químicas en las afueras de Damasco del pasado 21 de agosto y, en represalia, Obama ha decidido responder con una acción militar "limitada" contra Siria, aunque ha pedido la autorización del Congreso para ello y está dando tiempo a la diplomacia.

"Durante casi siete décadas Estados Unidos ha sido el ancla de la seguridad global (...) Las cargas del liderazgo son a menudo pesadas, pero el mundo es un lugar mejor porque las hemos soportado", enfatizó también Obama en su discurso.

Putin no ha tardado en responder a la visión del mundo expuesta por Obama y lo ha hecho en un artículo de opinión publicado en un diario estadounidense, The New York Times, y dedicado a pedir a Washington que explore la vía diplomática sobre la militar en su intención de castigar al régimen sirio.

El título del artículo es contundente: "Una llamada a la cautela desde Rusia. Lo que Putin tiene que decir a los estadounidenses sobre Siria".

"Los recientes acontecimientos relacionados con Siria me han llevado a hablar directamente al pueblo estadounidense y a sus líderes políticos. Es importante hacerlo en un momento de comunicación insuficiente entre nuestras sociedades", argumenta Putin.

Tras afirmar que su relación con Obama está marcada por una "creciente confianza", dice que estudió "cuidadosamente" su discurso del martes y a continuación expresa su desacuerdo con el "excepcionalismo estadounidense".

A juicio de Putin, "es extremadamente peligroso animar a la gente a verse como algo excepcional, sea cual sea la motivación".

"Hay países grandes y pequeños, ricos y pobres, los que tienen una larga tradición democrática y aquellos que aún están buscando su camino hacia esa democracia. Sus políticas son diferentes también. Todos somos diferentes pero cuando pedimos la bendición de Dios no debemos olvidar que nos creó a todos iguales", concluye.

Obama rehusó responder hoy al mensaje de Putin al ser preguntado por los periodistas al inicio de una reunión con su gabinete y dejó esa tarea en manos de su portavoz, Jay Carney.

"Al contrario que en Rusia, en Estados Unidos defendemos los valores democráticos y los derechos humanos de nuestro propio país y alrededor del mundo", declaró Carney en su rueda de prensa diaria.

Según el portavoz de Obama, el mero hecho de que Putin pueda publicar un artículo en un diario estadounidense como The New York Times demuestra un respeto a la libertad de prensa que, a su juicio, no existe en Rusia.

"El hecho es que Rusia ofrece un claro contraste que demuestra que Estados Unidos es excepcional", insistió Carney.

Entre la clase política estadounidense tanto demócratas como republicanos manifestaron su indignación ante el artículo de Putin.

El presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano John Boehner, se declaró "ofendido" y su colega John McCain, excandidato presidencial y senador por Arizona, calificó el artículo como "un insulto a la inteligencia" de los estadounidenses.

"Casi quería vomitar", confesó por su parte a la cadena CNN el senador demócrata Robert Menéndez, presidente del Comité de Exteriores del Senado, al comentar su reacción.

Cuando Putin comenta en su artículo que "Dios nos creó a todos iguales" debería incluir "a los gais y lesbianas en Rusia", sostuvo en Twitter la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, en referencia a las leyes homófobas aprobadas recientemente en ese país