La Casa Blanca replica a Putin que EEUU sí es una democracia "excepcional"

La Casa Blanca criticó hoy algunos argumentos esgrimidos por el presidente ruso, Vladimir Putin, en el artículo de opinión publicado en el diario The New York Times, y aseguró que, comparado con Rusia, Estados Unidos es ejemplo de una democracia "excepcional".

La Casa Blanca criticó hoy algunos argumentos esgrimidos por el presidente ruso, Vladimir Putin, en el artículo de opinión publicado en el diario The New York Times, y aseguró que, comparado con Rusia, Estados Unidos es ejemplo de una democracia "excepcional".

"El hecho es que Rusia ofrece un claro contraste que demuestra que Estados Unidos es excepcional", indicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en respuesta al comentario de Putin de que la fijación estadounidense con su supuesto "excepcionalismo" es peligrosa.

"Al contrario que en Rusia, en Estados Unidos defendemos los valores democráticos y los derechos humanos en nuestro propio país y alrededor del mundo", indicó Carney.

El mero hecho, agregó, de que Putin pueda explicarse en un artículo en un diario como The New York Times demuestra un respeto a la libertad de prensa que no existe en Rusia, un elemento más que refuerza la idea tantas veces repetida por Washington de que Estados Unidos es una democracia con un espíritu excepcional.

"Ésa (el respeto a la libertad de prensa) es una tradición que Rusia no comparte, y de hecho la libertad de expresión ha estado decayendo desde hace una decena de años", añadió el portavoz de la Casa Blanca.

En la columna de opinión publicada por Putin en el diario neoyorquino, el presidente ruso dice que "es extremadamente peligroso animar a la gente a verse como algo excepcional, sea cual sea la motivación".

Carney dijo estar sorprendido por las aseveraciones de Putin en el artículo, dedicado a pedir a Estados Unidos que explore la vía diplomática sobre la militar en su intención de castigar al régimen de su aliado sirio, el presidente Bachar al Asad, por el uso de armas químicas.

Putin asegura que Asad, pese a lo que afirma Estados Unidos, no fue responsable del ataque químico del pasado 21 de agosto a las afueras de Damasco y sostiene que lo más probable es que fuera cometido por algún grupo opositor con el propósito de desencadenar una intervención extranjera