Rusia pide reanudar diálogo con Irán, en víspera de reunión de Putin y Rohani

El Kremlin pidió hoy reanudar "en breve" las negociaciones nucleares con Irán, en víspera de la primera reunión que mantendrán mañana los presidentes ruso, Vladímir Putin, e iraní, Hasan Rohani, en Biskek, donde también abordarán la situación en Siria.

El Kremlin pidió hoy reanudar "en breve" las negociaciones nucleares con Irán, en víspera de la primera reunión que mantendrán mañana los presidentes ruso, Vladímir Putin, e iraní, Hasan Rohani, en Biskek, donde también abordarán la situación en Siria.

"Abogamos porque el proceso negociador avance sin pausas artificiales e innecesarias. Consideramos que la próxima reunión del sexteto con Irán debe celebrarse en breve y sin dilaciones", manifestó Yuri Ushakov, asesor del Kremlin, según las agencias locales.

El asesor ruso subrayó que Moscú siempre ha abogado por el arreglo del problema nuclear iraní "exclusivamente por medios diplomáticos".

"La vía militar, y es algo que siempre repetimos, es absolutamente inaceptable. Consideramos que las negociaciones tienen probabilidades de éxito", indicó.

En ese sentido, agregó, las grandes potencias deben hacer un esfuerzo "y reaccionar adecuadamente a los pasos positivos que esperamos de Irán" y reconocer el derecho de Irán al uso pacífico de la energía nuclear, incluido el enriquecimiento de uranio.

"Para ello, Irán debe mostrarse flexible y ceder ante las demandas de la comunidad internacional contempladas por las decisiones del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y el Consejo de Seguridad de la ONU", apuntó.

Ushakov subrayó que "se sobreentiende que las actividades de Irán en el terreno del átomo pacífico deben estar bajo el control del OIEA".

Además, subrayó que las negociaciones nucleares con Teherán, al igual que la crisis siria, estarán en "el primer plano" en la reunión entre los mandatarios ruso e iraní en Biskek, capital de la república centroasiática de Kirguizistán.

"Creo que estos temas ocuparán mucho tiempo", comentó, en alusión al encuentro entre Putin y el nuevo líder iraní en el marco de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái, foro de seguridad que incluye a Rusia, China y varios países centroasiáticos, y donde Irán es observador.

El Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania), sigue esperando que Irán dé una respuesta concreta a la oferta hecha por las seis potencias en febrero pasado en Alma Atá (Kazajistán) de suspender el enriquecimiento de uranio al 20 % y reducir la capacidad de la planta subterránea de procesamiento nuclear de Fordo.

En el plano bilateral, el Kremlin espera solventar el problema creado por la decisión rusa de suspender el suministro de sistemas de misiles antiaéreos S-300 a Teherán, en virtud de una resolución de la ONU.

Moscú ha hecho una propuesta a Teherán para que retire la querella que interpuso ante el Tribunal de Arbitraje de Ginebra por 4.000 millones de dólares por el incumplimiento del contrato suscrito en 2007.

A su vez, Ushakov adelantó que el próximo 24 de septiembre Rusia entregará oficialmente a Irán el primer bloque de la central nuclear de Bushehr para su explotación.