El destructor ruso "Moskvá" entra en las aguas del Mediterráneo

El destructor ruso "Moskvá" ha entrado en las aguas del mar Mediterráneo por el estrecho de Gibraltar, informó hoy el Ministerio de Defensa de Rusia.

El destructor ruso "Moskvá" ha entrado en las aguas del mar Mediterráneo por el estrecho de Gibraltar, informó hoy el Ministerio de Defensa de Rusia.

El navío, buque insignia de la Flota rusa del mar Negro, se sumará a la agrupación naval permanente que Rusia mantiene en el Mediterráneo y que ha sido reforzada tras el agravamiento de la situación en Siria y las amenazas de Estados Unidos de lanzar un ataque contra el país árabe.

El "Moskvá", con un desplazamiento de 11.490 toneladas, pertrechado con varias clases de misiles y con una dotación de casi medio millar de hombres, llegará a la zona de operaciones en el Mediterráneo Oriental, en las proximidades de las costas de Siria, el próximo día 17.

Por su poder de fuego, el destructor es considerado un "asesino de portaaviones".

Según el Ministerio de Defensa, actualmente la flota que Rusia mantiene en Mediterráneo está integrada por siete navíos: el gran destructor "Admiral Panteléyev"; los buques de desembarco "Peresvet", "Admiral Nevelskoi", "Minsk", "Novocherkassk" y "Alexandr Shabalin", y el patrullero "Neustrashimy".

Además del "Moskvá", Rusia ha enviado rumbo al Mediterráneo otros dos buques, de desembarco "Nikolái Filchenkov" y la fragata "Smietlivi".

La Armada rusa reanudó en junio pasado su presencia permanente en el Mediterráneo tras un paréntesis de más de 20 años debido a la desintegración de la Unión Soviética.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.