La UE estudia con interés el plan ruso para Siria y ofrece su ayuda

La Unión Europea (UE) aseguró hoy que estudia "con interés" el plan ruso para que Siria ponga bajo control internacional su arsenal químico y se declaró dispuesta a ayudar en el proceso si se verifica que la propuesta es "seria" y tiene respaldo de todas las partes.

La Unión Europea (UE) aseguró hoy que estudia "con interés" el plan ruso para que Siria ponga bajo control internacional su arsenal químico y se declaró dispuesta a ayudar en el proceso si se verifica que la propuesta es "seria" y tiene respaldo de todas las partes.

El portavoz comunitario de Exteriores, Michael Mann, indicó que Bruselas da "la bienvenida a cualquier propuesta que pueda ayudar a reducir la violencia en Siria y a impedir el uso de armas químicas ilegales".

"Estamos listos a ayudar en el proceso en lo que respecta a las armas químicas, pero antes hay que ver exactamente cuál es la propuesta y estar seguros de que es seria, que será seguida y respetada por todo el mundo", señaló Mann al ser preguntado al respecto en una rueda de prensa.

El portavoz no quiso entrar en más detalles sobre la postura europea e indicó que probablemente a lo largo de la jornada haya una reacción más completa por parte de los servicios de la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton.

En todo caso, recordó que la UE "está siempre dispuesta a hacer lo que pueda para ayudar a avanzar hacia un proceso de paz en Siria" y defendió la idea de la conferencia de paz conocida como "Ginebra 2".

Reunidos el pasado sábado en Vilna, los ministros de Exteriores de los Veintiocho reclamaron una respuesta "clara y contundente" al supuesto uso de armas químicas en Siria, sin oponerse a la vía militar planteada por Washington.

Sin embargo, la situación ha dado un vuelco en las últimas horas, a raíz de unas declaraciones del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, a las que siguió una propuesta por parte del Gobierno de Rusia para que Siria entregue sus armas químicas.

Hoy, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que Rusia y Siria trabajan ya en un "plan concreto, claro y eficaz" para poner bajo control internacional el arsenal químico de Damasco y aseguró que éste podrá ser presentado "próximamente" al Consejo Seguridad de la ONU y la comunidad internacional.

Mientras, Francia -el país europeo más dispuesto a participar en una intervención militar- anunció que presentará ante la ONU un proyecto de resolución para concretar la propuesta rusa.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.