Opositor al Kremlin gana la capital de los Urales, tercera ciudad de Rusia

El opositor al Kremlin Evgueni Royzman es el nuevo alcalde de Yekaterimburgo, capital de los Urales y tercera ciudad de Rusia, después de imponerse al candidato oficialista Yákov Silin en los comicios municipales celebrados este domingo.

El opositor al Kremlin Evgueni Royzman es el nuevo alcalde de Yekaterimburgo, capital de los Urales y tercera ciudad de Rusia, después de imponerse al candidato oficialista Yákov Silin en los comicios municipales celebrados este domingo.

El polémico político y activista social, al que algunos, incluidos cargos políticos oficialistas de los Urales, relacionan con el crimen organizado, se alzó con la victoria electoral al lograr el apoyo del 33,31 por ciento de los votantes, según datos del Comité Electoral de la región rusa de Sverdlovsk.

El candidato de Rusia Unida, la formación del presidente ruso, Vladímir Putin, obtuvo el segundo lugar con el 29,71 por ciento de los votos, seguido por el socialdemócrata Alexandr Burkov, al tiempo que el resto de los aspirantes lograron menos del 5 por ciento de las papeletas.

El nuevo alcalde de la tercera ciudad del país, con casi 1,5 millones de habitantes y una prosperidad sólo comparable con Moscú y San Petersburgo, saltó a la fama en toda Rusia tras crear el fondo "Ciudad sin drogas", una organización denunciada por retener a drogodependientes contra su voluntad.

Fundada por Royzman en 1999, "Ciudad sin drogas" mantiene cinco centros de rehabilitación para toxicómanos donde éstos se someten a programas para desengancharse de las drogas sin medicamentos paliativos.

En mayo de 2012, tres pacientes de uno de los centros de rehabilitación se fugaron del mismo, tras lo cual uno de ellos falleció a causa de graves heridas.

Los trabajadores de "Ciudad sin drogas" aseguraron en el juicio contra el fondo, que todavía se celebra, que los tres fugitivos se pelearon en la calle y uno de ellos, una mujer, murió a causa de la paliza después de ser devuelta al centro.

No obstante, las fuerzas de seguridad rusas acusan de la mortal paliza a los trabajadores del fondo.

Al mismo tiempo, "Ciudad sin drogas" es objeto de otras dos investigaciones criminales, una de ellas por retener en condiciones infrahumanas y contra su voluntad a varios toxicómanos.

El propio Royzman, a cuya presunta relación con el crimen organizado se refirió durante la campaña electoral el gobernador de Svérdlovsk, cumplió dos años en prisión entre 1981 y 1983 tras ser juzgado y hallado culpable por los delitos de robo, estafa y posesión de arma.

Pocos meses después de salir de prisión, las autoridades de la entonces Unión Soviética retiraron la condena y los antecedentes penales al hoy alcalde de Yekaterimburgo.