Lavrov dice que la postura de Rusia no cambia y rechaza intervención foránea

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que la postura de Moscú de rechazo a una intervención foránea en el conflicto en Siria se mantiene inmutable, al recibir a su homólogo sirio, Walid Muallem.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que la postura de Moscú de rechazo a una intervención foránea en el conflicto en Siria se mantiene inmutable, al recibir a su homólogo sirio, Walid Muallem.

"La posición de Rusia es conocida: no cambia ni está sujeta a variaciones coyunturales", dijo el jefe de la cancillería rusa, citado por la agencia Interfax, al comienzo de las conversaciones con su colega sirio.

Muallen transmitió la gratitud del presidente sirio, Bachar Al Asad, al presidente de Rusia, Vladímir Putin, por su postura frente al conflicto en el país árabe.

"El presidente (Al Asad) pidió expresar su gratitud a Putin por su posición en la cumbre del G20", dijo el canciller sirio, citado por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

En la reunión del G20, celebrada la semana pasada en la ciudad rusa de San Petersburgo, el jefe del Kremlin recalcó la oposición de Rusia a una intervención extranjera en Siria y adelantó que ayudará al país árabe en caso de que sea atacado desde el exterior.

Lavrov insistió hoy en que Moscú considera que "no hay alternativa a una solución pacífica al conflicto en Siria".

"No hay solución militar, ni menos aún una solución militar vinculada a una intervención del exterior", puntualizó.

El jefe de la diplomacia rusa declaró que Rusia insiste en la necesidad de convocar una nueva conferencia internacional de paz en Ginebra.

Muallem, a su vez, indicó que a día de hoy el Gobierno de Damasco está dispuesto a participar en dicha conferencia "sin condiciones previas".

"Hasta este momento, estamos dispuestos, pero no sé que ocurrirá después de la agresión estadounidense", dijo el canciller sirio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se dirigirá mañana a su país para explicar su decisión de atacar objetivos militares del régimen del presidente sirio Bachar Al Asad.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.