Ucrania sostiene que la integración europea es "prioritaria" para su país

El viceprimer ministro de Ucrania, Aleksandr Vilkul, aseguró hoy en Polonia que la integración europea "es una prioridad de la política exterior" de su país, a la vez que expresó la intención de su Gobierno de firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea a pesar de las reticencias de Rusia.

El viceprimer ministro de Ucrania, Aleksandr Vilkul, aseguró hoy en Polonia que la integración europea "es una prioridad de la política exterior" de su país, a la vez que expresó la intención de su Gobierno de firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea a pesar de las reticencias de Rusia.

"Estamos seguros de que la asociación de Ucrania con la UE es beneficiosa para las dos partes", explicó Vilkul durante el foro económico de Jóvenes Líderes de Nowy Sacz (sudeste de Polonia).

A su juicio, el acercamiento a la UE está sirviendo de "catalizador" para que se lleven a cabo importantes reformas en la administración ucraniana.

Para el viceprimer ministro, los últimos tres años han sido escenario de un acercamiento sin precedentes entre la república ex soviética y la UE.

"En este tiempo se ha hecho mucho más para mejorar las relaciones con la Unión Europea que en los veinte años previos", afirmó.

Según Vilkul, Ucrania podría firmar el Acuerdo de Asociación con la UE durante la próxima cumbre del Partenariado Oriental, que tendrá lugar en noviembre en Vilna.

Este acuerdo se traducirá en un auténtico tratado de libre comercio completo entre el antiguo país comunista y los 28, aunque no en una unión aduanera ni tampoco en una primera base para la hipotética entrada para la adhesión ucraniana en la UE.

Las declaraciones del viceprimer ministro ucraniano llegan después de que Rusia haya amenazado a Ucrania con negarle el acceso a la Unión Aduanera que mantiene con Kazajistán y Bielorrusia desde 2010, si firma el Acuerdo de Asociación con la UE.

Bruselas ya ha advertido a Kiev de que ambos tratados son incompatibles, mientras que desde Ucrania se defiende que los acuerdos pueden coexistir, y que sólo una unión aduanera con la UE sería incompatible con un vínculo similar con Rusia, Kazajistán y Belarús.