La armada rusa advierte que puede influir en el Mediterráneo Oriental

"En caso de necesidad, ahora mismo ellos (los buques) junto a las unidades submarinas están capacitados para ejercer una considerable influencia en la situación militar creada" en la zona, señaló una fuente del Estado Mayor de la Armada a la agencia Interfax.

El Estado Mayor de la Armada rusa aseguró hoy que sus buques presentes en el Mediterráneo Oriental están capacitados para influir en la situación militar en la zona en la que se encuentra Siria.

"En caso de necesidad, ahora mismo ellos (los buques) junto a las unidades submarinas están capacitados para ejercer una considerable influencia en la situación militar creada" en la zona, señaló una fuente del Estado Mayor de la Armada a la agencia Interfax.

La Armada considera que el número de barcos de guerra que incluyen su flotilla, que regresó en junio de manera permanente a la zona tras un paréntesis de 20 años, "es suficiente para la solución de las misiones asignadas".

"Para el cumplimiento de tareas imprevistas ya estamos preparados. Para ello, en breve la composición de la flotilla será modificada en línea con la evolución de los acontecimientos", agregó.

Según informaron hoy fuentes castrenses rusas, el acorazado equipado con misiles "Moskvá", buque insignia de la flota rusa del Mar Negro, ha suspendido su prevista travesía a Cabo Verde para tomar rumbo al estrecho de Gibraltar.

En ese caso, según las agencias locales, el "Moskvá" asumirá el mando de la flotilla rusa en el Mediterráneo Oriental, donde Rusia cuenta con su única base naval en el exterior en el puerto sirio de Tartus.

A su vez, según las agencias locales, la Armada estudia ampliar su presencia naval en la zona con el destructor "Nastóichivy" y la fragata "Smietlivi".

Esta semana la Armada ya envió al Mediterráneo el buque de reconocimiento "Priazóvie" con la misión de recabar información sobre la situación militar frente a las costas de Siria.