Vierten pintura roja sobre una estatua de Stalin recién inaugurada en Georgia

La estatua del dictador soviético Iosif Stalin, inaugurada ayer en la ciudad georgiana de Telavi, amaneció hoy cubierta de pintura roja y con la inscripción "Abajo el estalinismo" en una pared situada detrás de la figura de bronce.

a estatua del dictador soviético Iosif Stalin, inaugurada ayer en la ciudad georgiana de Telavi, amaneció hoy cubierta de pintura roja y con la inscripción "Abajo el estalinismo" en una pared situada detrás de la figura de bronce.

El presidente del Instituto de Estrategia de Gobierno de Georgia, Petré Mamradze, manifestó a Efe que no tiene dudas acerca de la autoría del acto vandálico, que atribuyó a "los activistas del Movimiento Nacional Unido (MNU) del presidente (Mijaíl Saakashvili)".

"Ya en otras ocasiones habían recibido encargos para actuar contra la herencia histórica de Georgia", lamentó Mamradze, uno de los muchos defensores que hay en el país caucasiano de recuperar la memoria del estadista soviético de origen georgiano.

La instalación de la estatua, ubicada al lado del memorial en honor de los soldados caídos durante la Segunda Guerra Mundial, ha sido posible gracias a las autoridades municipales de Telaví, que permitieron la iniciativa de la Sociedad Internacional Stalin.

El anterior Gobierno georgiano, dirigido hasta hace un año por el MNU, organizó una campaña contra todos los símbolos soviéticos, que comparó con los fascistas.

El MNU desmontó otro gran monumento al "padre de los pueblos" en Gori, su ciudad natal, y cerró un museo dedicado a su figura en la ciudad de Batumi.

El presidente de la Sociedad Internacional Stalin, Grigol Oniani, aseguró la víspera a Efe que la estatua, de dos metros de altura, fue creada con el dinero de las donaciones de muchos habitantes de esta ciudad de Georgia Oriental.

"Nadie puede prohibirnos amar a Stalin, el más famoso de nuestros compatriotas", dijo Oniani.

La estatua fue descubierta en una ceremonia solemne, con flores depositadas a los pies de la figura de bronce y poemas en honor del segundo mandatario de la Unión Soviética, calificado por los asistentes como "la más grande personalidad del siglo XX".

Gracias al actual Gobierno del primer ministro Bidzina Ivanishvili, que derrotó al partido de Saakashvili en las elecciones de octubre de 2011, la estatua de Gori, también de bronce pero de nueve metros de altura, será devuelta a su lugar original el próximo 21 de diciembre, en el 134 cumpleaños del estadista soviético.

La patria chica de Stalin albergaba el monumento más famoso al dictador de toda la Unión Soviética, sobre todo después de que muchos otros fueran destruidos tras la campaña para desmontar el culto a su personalidad iniciada por su sucesor Nikita Jrushev.

También en Gori funciona desde 1957 la casa-museo de Stalin, visitada el año pasado por más de 30.000 personas y otras 22.000 en lo que va de este año, 19.000 de ellos extranjeros.

En este peculiar santuario al hombre que en la mayor parte del mundo es recordado como uno de los mayores genocidas de la historia guardan algunos de sus objetos personales, como una de sus famosas pipas, un par de botas, un capote, un teléfono o incluso menaje de cocina.