Las pruebas aportadas por EE. UU. sobre el régimen sirio no convencen a Rusia

El ministro de Asuntos exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que las pruebas que ha presentado Estados Unidos sobre el supuesto uso de armas químicas por las tropas gubernamentales sirias no son concretas y no han convencido a Moscú.

El ministro de Asuntos exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que las pruebas que ha presentado Estados Unidos sobre el supuesto uso de armas químicas por las tropas gubernamentales sirias no son concretas y no han convencido a Moscú.

"Sí, nos mostraron unos informes que no contenían nada concreto: ni coordenadas geográficas ni nombres ni pruebas de que las muestras fueron recogidas por profesionales", dijo Lavrov, citado por la agencia Interfax, al inaugurar el año lectivo en el Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú.

Agregó que en dichos documentos no se comenta el hecho de que numerosos expertos plantean serias dudas sobre las imágenes de vídeo que circulan en internet del supuesto ataque con armas químicas.

"También lo que nos han mostrado antes, en los últimos tiempos, nuestros socios estadounidenses, británicos y franceses no nos convence en lo más mínimo", reiteró el jefe de diplomacia rusa.

Lavrov indicó que cuando Moscú pide detalles concretos "ellos responden que todo esto es secreto" y, por tanto, no los pueden entregar.

La víspera, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, afirmó que su país tiene pruebas de que el régimen sirio usó gas sarín en el supuesto ataque con armas químicas en la periferia de Damasco del pasado 21 de agosto.

Muestras de pelo y sangre de las víctimas de ese ataque, en el que, según Estados Unidos, murieron 1.429 personas, "han dado positivo" por exposición al gas sarín, detalló Kerry en una ronda de entrevistas con las principales cadenas de televisión.