Detienen a decenas de opositores al Kremlin en Moscú y San Petersburgo

Más de veinte opositores al Kremlin fueron detenidos hoy en las dos principales ciudades de Rusia, Moscú y San Petersburgo, cuando trataban de participar en un mitin no autorizado en defensa del artículo 31 de la Constitución rusa, que garantiza la libertad de reunión.

Más de veinte opositores al Kremlin fueron detenidos hoy en las dos principales ciudades de Rusia, Moscú y San Petersburgo, cuando trataban de participar en un mitin no autorizado en defensa del artículo 31 de la Constitución rusa, que garantiza la libertad de reunión.

Fieles a la llamada Estrategia 31, que consiste en convocar todos los días 31 en el mismo lugar y a la misma hora un mitin en defensa del artículo 31 de la Carta Magna, algunos opositores se dieron cita en la céntrica plaza Triumfálnaya de Moscú, a pesar de que la policía ya los esperaba allí desde hacía varias horas.

Entre los detenidos está el líder del movimiento, el escritor Eduard Limónov, que fue detenido junto a algunos de sus partidarios frente a la sala de concierto Chaikovski, situada en la plaza Triumfálnaya.

Uno de los opositores logró escalar con un equipo de alpinismo al edificio de la sala de conciertos para colocar en su pared una pancarta desplegable.

Otro hombre vestido de civil subió enseguida al techo de un furgón policial para arrancar la pancarta, mientras el opositor que la había colgado fue detenido por la policía.

Otros seis opositores fueron detenidos en el centro de San Petersburgo, en la famosa Avenida Nevski, en una acción de protesta contra los líderes del G20, que se reúnen a partir de la próxima semana en su cumbre anual en la capital imperial rusa.

Los activistas de la iniciativa creada por Limónov llevan cuatro años sin poder celebrar un mitin en la plaza Triumfálnaya de Moscú, que todos los días 31 es ocupada por cientos de agentes de las fuerzas de seguridad rusas que detienen a los opositores.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.