Detenidas 160 personas en los disturbios en la mayor ciudad de Kazajistán

Al menos 160 personas fueron detenidas anoche en Alma-Ata, la ciudad más poblada y antigua capital de la república centroasiática de Kazajistán, por participar en violentos disturbios que se desataron durante un concierto de la estrella musical local Kairat Nurtán, informaron hoy las autoridades kazajas.

Centenares de jóvenes que acudieron al concierto empezaron a tirar piedras y botellas, primero al escenario y luego al público, y luego pasaron a quemar coches y destrozar locales de un centro comercial en cuyas inmediaciones se celebraba el evento musical.

Decenas de personas, entre ellos al menos diez agentes de la policía, resultaron heridos en los disturbios, según un comunicado de la alcaldía de la ciudad.

El artista tuvo que abandonar precipitadamente el concierto después de que el público rompiera el cordón de seguridad para saltar al escenario, explicó a los medios locales el presentador del evento, Daniyar Batirbáyev.

La mayoría de los detenidos fue puesta en libertad, mientras que algunos tendrán que responder ante la ley por el delito de "gamberrismo", según el departamento de Interior de Alma-Ata.

También se ha abierto un procedimiento administrativo contra la dirección del centro comercial "Prime Plaza" por organizar el concierto sin el permiso de las autoridades municipales en un "lugar inadecuado para eventos de masa", señala la alcaldía de Alma-Ata.