Cisdniester cree que el Acuerdo de Asociación UE-Moldavia le perjudicará

El presidente de la región separatista moldava de Cisdniester, Yevgueni Shevchuk, aseguró hoy que la firma del Acuerdo de Asociación entre Moldavia y la Unión Europea abrirá aún más la brecha entre el territorio secesionista y Chisinau.

El presidente de la región separatista moldava de Cisdniester, Yevgueni Shevchuk, aseguró hoy que la firma del Acuerdo de Asociación entre Moldavia y la Unión Europea abrirá aún más la brecha entre el territorio secesionista y Chisinau.

"A mi juicio, la ratificación de este acuerdo profundizará la brecha entre Tiraspol (capital de Cisdniester) y Chisinau. No porque lo queramos nosotros, sino porque es el camino por el que han optado las autoridades de Moldavia", dijo Shevchuk en rueda de prensa, citado por medios rusos.

El jefe de la región separatista subrayó que Bruselas exige a Moldavia reforzar los controles en la frontera con Cisdniester, algo que según Shevchuk dañará aún más a las mayorías rusa y ucraniana que pueblan el territorio y que lo tendrán más difícil para cruzar los puestos fronterizos.

Shevchuk advirtió de que la nueva situación -que podría ser una realidad a partir de la cumbre de la Asociación del Este que se celebrará en Vilna en noviembre y en la que está prevista la firma del Acuerdo de Asociación- puede obligar a Cisdniester a radicalizar su exigencia para lograr su independencia "de jure".

"Las acciones unilaterales para empeorar la situación de los ciudadanos de Cisdniester pueden derivar en una postura más radical sobre el estatus jurídico internacional" de la región, dijo.

La Asociación del Este es un programa de la UE que integra a Armenia, Bielorrusia, Moldavia, Ucrania, Georgia y Azerbaiyán y promueve el acercamiento de estas antiguas repúblicas soviéticas a los valores y estándares de vida europeos.

Cisdniéster rompió los lazos con Moldavia tras un conflicto armado (1992-1993) en el que contó con ayuda rusa.

Desde el final de aquella contienda, en la que murieron centenares de personas, Moldavia aboga por la integración de los dos territorios separados por el río Dniéster, a lo que siempre se han negado los separatistas.

En septiembre de 2006, un 97 por ciento de los habitantes de Cisdniéster votó en referéndum a favor de la independencia y de la futura integración en la Federación Rusa.