Los planes para atacar Siria desafían el derecho internacional, según Rusia

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia declaró hoy que los planes de algunos de países de lanzar un ataque militar contra Siria son un "abierto desafío" a la normas del derecho internacional y a los principios fundamentales de la Carta de Naciones Unidas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia declaró hoy que los planes de algunos de países de lanzar un ataque militar contra Siria son un "abierto desafío" a la normas del derecho internacional y a los principios fundamentales de la Carta de Naciones Unidas.

Así se lo manifestó el viceministro de Exteriores ruso Guennadi Gatílov al secretario general de ONU, Ban Ki-moom, en una reunión que mantuvieron ayer en La Haya, según un comunicado difundido hoy por esa cartera.

"En la etapa actual hay que utilizar al máximo el instrumental político-diplomático y, en primer lugar, permitir a los expertos de Naciones Unidas que investigan los posibles casos de uso de armas químicas en Siria, que terminen su labor y que informen de sus resultados al Consejo de Seguridad de la ONU", citó a Gatílov la cancillería.

En la reunión con Ban, el viceministro ruso recalcó que "los planes de atacar militarmente a Siria que declaran algunos Estados constituyen un abierto desafío a las normas del derecho internacional y a los principios fundamentales de la ONU".

Moscú ha advertido de que una intervención militar en Siria sin el mandato de la ONU tendría consecuencias catastróficas no sólo para el país árabe, sino para toda la región de Oriente Medio y el norte de África.

Las autoridades rusas no dan crédito a las denuncias de la oposición siria de que el pasado 21 de agosto la tropas del régimen de Bachar al Asad lanzaron un ataque con armas químicas en las afueras de Damasco que habría causado más de 1.300 muertos.

Según Rusia, esas denuncias son una provocación que busca proporcionar el pretexto para una intervención militar extranjera en Siria y decantar la suerte del conflicto en favor de la oposición que combate al régimen de Al Asad.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.