Moldavia construye gasoducto a Rumanía para reducir la dependencia de Rusia

Moldavia planea reducir su dependencia del gas natural de Rusia con la inauguración hoy de las obras de su primer gasoducto para recibir suministros de esta materia prima de Rumanía, socio de la Unión Europea (UE

Moldavia planea reducir su dependencia del gas natural de Rusia con la inauguración hoy de las obras de su primer gasoducto para recibir suministros de esta materia prima de Rumanía, socio de la Unión Europea (UE).

Las obras inauguradas en Moldavia van a conectar Ungheni (occidente de Moldavia) e Iasi (este de Rumanía) con una infraestructura de 42 kilómetros, de los que 32 de ellos estarán en la parte rumana, informó hoy la agencia Mediafax.

En la inauguración participaron el primer ministro de Moldavia, Iurie Leanca, su homólogo de Rumanía, Víctor Ponta, y el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger.

"Cuando dependes de una sola parte, no es negociación sino imposición", precisó Ponta, que señaló que este gasoducto pretende conseguir mejorar la seguridad energética para Moldavia y el este de Rumanía.

La capacidad máxima del gasoducto será de unos 1.000 millones de metros cúbicos por año, lo que supone un tercio del consumo anual de gas de Moldavia.

La construcción cuenta con un presupuesto de 28 millones de euros, de los que siete provienen de la Unión Europea y se prevé que finalice en 17 meses.

Chisinau espera que Rumanía suministre gas a un precio más bajo que el de la compañía rusa Gazprom, cuyo precio ronda los 400 dólares por 1.000 metros cúbicos, según Mediafax.

El comisario europeo aseguró que se trataba de un día "histórico" ya que por primera vez Moldavia estará conectada al mercado gasista de la UE.

"Esto mejorará su seguridad energética y reducirá su dependencia del único proveedor que ha tenido hasta ahora", afirmó Oettinger