El salón MAKS 2013 estrena los últimos logros en el sector aeroespacial

El Salón Internacional MAKS 2013, que este año reúne a casi un millar de empresas de 44 países, abrió hoy sus puertas en la ciudad de Zhukovski, en las afueras de Moscú, para exhibir las últimas novedades del sector aeroespacial.

El Salón Internacional MAKS 2013, que este año reúne a casi un millar de empresas de 44 países, abrió hoy sus puertas en la ciudad de Zhukovski, en las afueras de Moscú, para exhibir las últimas novedades del sector aeroespacial.

"Espero que la celebración de este salón de aviación contribuya al desarrollo de la industria aeroespacial, la promoción de cooperación internacional y realización de programas científicos e investigadores", señaló el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, en un mensaje de bienvenida dirigido a los participantes del evento.

El jefe del Gobierno agregó que espera también que la exposición aeroespacial ayude a "elevar el prestigio de Rusia como pionera de la conquista del espacio y creadora de naves volantes únicas en su género".

Los mayores productores de la industria aeronáutica como Airbus, Rolls-Royce, United Aircraft Corporation, Finmeccanica, Israel Aerospace Industries y otros están presentes en el evento considerado uno de los más importantes en el mundo de aviación.

Además, participan en la exposición aeroespacial, que durará hasta el 1 de septiembre, cerca de un millar de empresas y organizaciones del sector.

Según la prensa rusa, por primera vez en la historia de MAKS participará China cuyo grupo de pilotaje "1 de agosto" mostrará maniobras de seis cazas polivalentes de cuarta generación Chengdu J-10 denominadas en Occidente "Vigorous Dragon".

Numerosos espectadores esperan presenciar en esta sesión el vuelo del caza ruso T-50, de quinta generación, aparato diseñado y fabricado por la corporación Sujói, que según el comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Rusia, Alexandr Zelin supera sus análogos extranjeros, el caza estadounidense F-22 y el chino J-20.

"El T-50 los supera por aspectos tan importantes como velocidad, autonomía de vuelo y carga de armamento", dijo Zelin.

Aunque el aparato ya fue enseñado al público en el MAKS 2011, en esa ocasión realizó un vuelo de apenas cinco minutos y además experimentó problemas durante el despegue.

"T-50 realizará nuevas maniobras que nunca han sido mostradas al público. En general, todos los participantes han renovado y animado sus programas", dijo a la prensa el jefe del Centro Científico de Aviación Grómov, Pável Vlásov.

Además, el consorcio Sujói estrena esta vez el nuevo caza Su-30SM, fabricado por la empresa Irkut, que es una versión modernizada del Su-30, el primer aparato de alta maniobrabilidad fabricado en serie.

Como en ediciones anteriores, forman parte del programa de vuelo las escuadrillas rusas de acrobacia aérea "Rússkiye Vítiazi" y "Strizhí", la primera de cazas Su-27 y la segunda, de MiG-29.

El sector de helicópteros ruso también presentará sus novedades: "Debutarán en esta ocasión los Ka-62 de Kámov y el modernizado Mi-171A2 de la legendaria familia Mil", dijo a Efe Román Kirílov, portavoz del monopolio "Helicópetros de Rusia".

El Kamov Ka-62 es un helicóptero mediano, basado en el modelo del ejército KA-60 destinado para el transporte de pasajeros y de carga voluminosa a través de un gancho externo.

Mi-171A2 es la versión del bimotor Mi-17 equipado con motores turboeje más potentes que su antecesor.

En su última edición, en 2011, según los organizadores, se firmaron contratos por más de 10.000 millones de dólares, cifra que podría ser superada este año.

Como ya es habitual, los tres primeros días de la exposición están reservados para las actividades oficiales y para los empresarios y expertos del sector

Para el público en general, el MAKS estará abierto los últimos 3 días, cuando se espera que acudan más de 100.000 personas diariamente a admirar los adelantos del sector aeroespacial.