Rusia exhibe los logros de su industria aeroespacial en el salón MAKS 2013

Rusia presentará las últimas novedades de su industria aeroespacial, entre ellas los cazas T-50, de quinta generación, y el Su-30SM, en Salón Internacional Aeroespacial (MAKS, en su acrónimo ruso) 2013, que se inaugurará el próximo martes en el aeródromo Zhukovski, en las afueras de Moscú.

Rusia presentará las últimas novedades de su industria aeroespacial, entre ellas los cazas T-50, de quinta generación, y el Su-30SM, en Salón Internacional Aeroespacial (MAKS, en su acrónimo ruso) 2013, que se inaugurará el próximo martes en el aeródromo Zhukovski, en las afueras de Moscú.

En la exposición aeroespacial bienal, que en esta edición durará hasta el 1 de septiembre, participa cerca de un millar de empresas y organizaciones del sector, entre ellas más de 260 compañías de 44 países.

Airbus, Rolls-Royce, Finmeccanica, Israel Aerospace Industries, Safran Group, entre otras, estarán presentes en el MAKS, considerado uno de los salones aeroespaciales más importantes del mundo.

En un mensaje a los participantes, publicado en la página web del Maks2013, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, expresó su confianza que el Salón "ayudará al desarrollo de la industria aeroespacial y de la cooperación internacional".

El jefe del Gobierno agregó que espera también que la exposición aeroespacial ayude a "elevar el prestigio de Rusia como pionera de la conquista del espacio y creadora de naves volantes únicas en su género".

En su última edición, en 2011, según los organizadores, se firmaron contratos por más de 10.000 millones de dólares, cifra que podría ser superada este año.

Como ya es habitual, los tres primeros días de la exposición están reservados para las actividades oficiales y para los empresarios y expertos del sector.

Para el público en general, el MAKS estará abierto los últimos tres días, cuando se espera que acudan más de 100.000 personas diariamente a admirar los adelantos del sector aeroespacial.

Una de las grandes atracciones este año serán los vuelos de exhibición del caza ruso T-50, aparato diseñado y fabricado por la corporación Sujói, que según el comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Rusia, Alexandr Zelin supera sus análogos extranjeros, el caza estadounidense F-22 y el chino J-20.

"El T-50 los supera por aspectos tan importantes como velocidad, autonomía de vuelo y carga de armamento", dijo Zelin.

Aunque el aparato ya fue enseñado al público en el MAKS 2011, en esa ocasión realizó un vuelo de apenas cinco minutos.

Según la oficina de prensa de Sujói, en esta edición los asistentes al salón aeroespacial podrán apreciar todo el abanico de la capacidades de vuelo del T-50, pues realizará las figuras más espectaculares de alto pilotaje.

"Además de enseñar las características del avión a grandes ángulos de ataque, tenemos previsto que varios cazas T-50 pasen en formación", declaró el piloto Serguéi Bogdan a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Además, el consorcio Sujói mostrarán por primera vez nuevo caza Su-30SM, fabricado por la empresa Irkut, que es una versión modernizada del Su-30, el primer aparato de alta maniobrabilidad fabricado en serie.

Como en ediciones anteriores, forman parte del programa de vuelo las escuadrillas rusas de acrobacia aérea "Ruskie Vitiazy" y "Strizhi", la primera de cazas Su-27 y la segunda, de MiG-29.

En Zhukovski hará su presentación en sociedad el helicóptero Mi-171A2, otra versión modernizada del mítico Mi-8, aparato diseñado en la Unión Soviética a comienzos de los años 60 de siglo pasado.

La compañía rusa "Zvezdá" tiene previsto exhibir algunas de sus novedades, entre éstas, la escafandra Orlán-EEI para caminatas espaciales y la butaca eyectable para los cazas T-50 y Su-35.

Los asistentes al MAKS 2013 podrán asimismo degustar la comida que consumen los cosmonautas durante los viajes espaciales.

"En la degustación se podrán probar los alimentos que componen las raciones de un menú calculado para 16 días", dijo a la agencia Interfax el director del Instituto de Investigación de Alimentos Concentrados ruso, Víctor Dobrovolski.