Rusia: No hemos bloqueado envío de técnicos a zona de ataque químico en Siria

Rusia desmintió hoy las informaciones publicadas en los medios internacionales acerca de que había bloqueado en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU de ayer el envío de los técnicos de la ONU al lugar del presunto ataque con armas químicas en los alrededores de Damasco.

Rusia desmintió hoy las informaciones publicadas en los medios internacionales acerca de que había bloqueado en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU de ayer el envío de los técnicos de la ONU al lugar del presunto ataque con armas químicas en los alrededores de Damasco.

"La misión de observadores ya está sobre el terreno. Esta postura fue consensuada en el Consejo de Seguridad de la ONU. ¿Cómo podemos oponernos? Al contrario, estamos interesados en que estas investigaciones se realicen con objetividad", aseguró hoy de departamento de Información de la cancillería rusa.

El Consejo de Seguridad, sin embargo, no fue capaz de consensuar ayer la petición formal de una investigación del presunto ataque con armas químicas que se habría llevado 1.300 vidas humanas en las inmediaciones de Damasco según la oposición siria.

Varias fuentes diplomáticas, entre ellas el responsable de Human Rights Watch ante Naciones Unidas, Philippe Bolopion, señalaron a la conclusión de la reunión a puerta cerrada que Rusia y China impidieron el desplazamiento de los técnicos de la ONU, que ya están en Siria, a la zona del presunto ataque.

Mientras, el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich, afirmó hoy los hechos denunciados en Siria deben ser objeto de "una investigación independiente, con la implicación de los expertos de la ONU que ya están en Siria".

No obstante, precisó que la misión internacional debe negociar la visita a la zona del ataque con el régimen del presidente sirio Bachar al Asad, toda vez que según Rusia, el lugar en cuestión está bajo control de la oposición armada.

"Como mínimo, habrá que cesar las acciones armadas para realizar esta visita, al menos durante la investigación", subrayó Lukashévich, que agregó que "nadie ha podido confirmar las informaciones sobre el uso de armas químicas", que aparecieron en primer lugar en los medios de comunicación.

Al mismo tiempo, el alto diplomático ruso recordó que sólo el Consejo de Seguridad de la ONU, del que Rusia es miembro permanente con derecho a veto, pueda sancionar una intervención militar internacional en cualquier país.

Poco antes, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, subrayó que el supuesto ataque químico "no puede quedar sin respuesta" en caso de confirmarse y recalcó que aunque la decisión le corresponde al Consejo de Seguridad, las medidas pertinentes "deberán tomarse de otra manera" si este organismo permanece inactivo.