Rusia niega que sus bombarderos entraran en el espacio aéreo de Japón

El Ministerio de Defensa ruso negó hoy que dos bombarderos de sus Fuerzas Aéreas entraran en el espacio aéreo de Japón y aseguró que cazas nipones escoltaron a sus aviones sobre aguas neutrales entre los dos países.

El Ministerio de Defensa ruso negó hoy que dos bombarderos de sus Fuerzas Aéreas entraran en el espacio aéreo de Japón y aseguró que cazas nipones escoltaron a sus aviones sobre aguas neutrales entre los dos países.

"Los bombarderos estratégicos Tu-95 realizaban vuelos sobre las aguas neutrales del mar de Japón y el océano Pacífico. Según registros de control de vuelos de a bordo, no hubo violación de las fronteras", señala un comunicado de esa cartera.

Según Rusia, "los aviones fueron acompañados por cazas de las Fuerzas Aéreas de Japón durante todo el vuelo sobre las aguas neutrales".

Defensa explicó que los pilotos de las Fuerzas Aéreas rusas vuelan con regularidad sobre aguas neutrales del Ártico, Pacífico, Atlántico o el mar Negro tanto desde sus bases como desde otros aeropuertos operativos.

Estos vuelos, agregó, tienen como fin el entrenamiento de las tripulaciones militares y "se hacen en estricto cumplimiento de las normas internacionales sobre el uso del espacio aéreo sobre las aguas neutrales y sin violar las fronteras de otros estados".

El Ministerio de Exteriores nipón presentó hoy una protesta formal ante la embajada de Rusia en Tokio al considerar que los dos aviones rusos entraron en su espacio aéreo, en concreto en la prefectura de Fukuoka, en el sur del archipiélago.

Según Japón, los Tu-95 rusos entraron en el espacio aéreo nipón en la zona noroeste de la isla de Okinoshima durante 99 segundos, a las 12.09 hora local (03.09 GMT).

Japón y Rusia mantienen una disputa territorial por las islas Kuriles, anexionadas por Rusia desde el fin de la II Guerra Mundial (1945) y reclamadas desde entonces por Tokio.

El contencioso por el control del archipiélago, rico en pesca y recursos minerales, ha evitado que Tokio y Moscú hayan firmado hasta ahora un tratado de paz.

No obstante, los dos países han iniciado este mismo año consultas diplomáticas para abordar éste y otros asuntos de sus relaciones bilaterales.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.