Japón protesta formalmente la entrada de dos cazas rusos en su espacio aéreo

El Ministerio nipón de Exteriores presentó hoy una protesta formal ante la embajada de Rusia en Tokio después de que dos cazas rusos sobrevolaran el espacio aéreo japonés, en concreto en la prefectura de Fukuoka, en el sur del archipiélago.

El Ministerio nipón de Exteriores presentó hoy una protesta formal ante la embajada de Rusia en Tokio después de que dos cazas rusos sobrevolaran el espacio aéreo japonés, en concreto en la prefectura de Fukuoka, en el sur del archipiélago.

El incidente provocó además el despegue de cuatro cazas de las Fuerzas de Auto Defensa japonesas, mientras que la cancillería nipona anunció la apertura de una investigación para esclarecer las causas, detalló la agencia Kyodo.

Según Japón, los dos cazas rusos, modelo Tu-95, entraron en el espacio aéreo nipón en la zona noroeste de la isla de Okinoshima durante 99 segundos, a las 12.09 hora local (03.09 GMT).

El incidente es similar al sucedido el pasado mes de febrero, cuando otros dos cazas rusos sobrevolaron durante apenas un minuto la isla septentrional de Hokkaido, lo que provocó que Japón ordenara despegar aviones militares y emitiera una queja formal.

Japón y Rusia mantienen una disputa territorial sin resolver en el norte nipón sobre el grupo de islas Kuriles, administradas por Rusia desde el fin de la II Guerra Mundial (1945), cuando fueron invadidas por la entonces Unión Soviética, y reclamadas desde entonces por Tokio.

El contencioso por el control del archipiélago, rico en pesca y recursos minerales, ha evitado que Tokio y Moscú hayan firmado un tratado de paz permanente tras el fin de la guerra en 1945, a pesar de estar actualmente en pleno proceso de ronda de consultas para abordar éste y otros asuntos de sus relaciones bilaterales.

La disputa territorial con Rusia se agravó en noviembre de 2010, cuando el por aquel entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, realizó una visita oficial a la isla de Kunashiri, una de las cuatro reclamadas por Japón.