Ataque químico a Damasco se lanzó desde posiciones de oposición, según Rusia

El ataque químico contra los alrededores de Damasco, que se llevó hoy la vida de al menos 1.300 personas según la Coalición Nacional Siria, fue lanzado desde posiciones ocupadas por los guerrilleros de la oposición, denunció el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich.

El ataque químico contra los alrededores de Damasco, que se llevó hoy la vida de al menos 1.300 personas según la Coalición Nacional Siria, fue lanzado desde posiciones ocupadas por los guerrilleros de la oposición, denunció el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich.

"A primera hora de la mañana del 21 de agosto, un cohete de fabricación artesanal, similar al usado por los terroristas el 19 de marzo en Jan al Asal y con una sustancia química venenosa no identificada y fue lanzado desde posiciones que ocupan los guerrilleros. Se informa de víctimas mortales entre la población civil", señala un comunicado de Lukashévich.

El alto diplomático, citado por las agencias rusas, subrayó que las informaciones sobre el uso de armas químicas por parte del régimen sirio del presidente Bachar al Asad parecen un sabotaje planificado.

"Llama la atención el hecho de que los medios de comunicaciones regionales a sueldo iniciaron enseguida, como si hubieran recibido una orden, un agresivo ataque informativo cargando toda la responsabilidad sobre la parte gubernamental", reza el comunicado.

Según Lukashenko, "no es casual que filtraciones sobre el uso de armas químicas por las autoridades (sirias) ya tuvieran lugar antes, también en los últimos días y atribuidas a ciertas fuentes de la oposición, aunque luego no se confirmaran".

"Todo esto indica que nos enfrentamos de nuevo a una provocación planeada. A favor de esta versión está que el ataque criminal a las inmediaciones de Damasco fue perpetrado justo en el momento cuando la misión de expertos de la ONU inició con éxito su trabajo" sobre el terreno para investigar tres posibles casos de uso de armas químicas.

La Coalición Nacional Siria, la principal alianza opositora, denunció que al menos 1.300 personas murieron hoy en un supuesto ataque con armas químicas en varios distritos de la periferia de Damasco, aunque las autoridades sirias rechazaron estas acusaciones.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.