Operan a un ruso que tenía la pata de un taburete clavada en la cabeza

Los médicos de la ciudad rusa de Krasnoyarsk, en Siberia, operaron con éxito a un hombre que ingresó en el hospital con un taburete metálico clavado en la cabeza de tal manera que la pata de éste había atravesado su cerebro, informó hoy la portavoz del centro médico que le operó.

Los médicos de la ciudad rusa de Krasnoyarsk, en Siberia, operaron con éxito a un hombre que ingresó en el hospital con un taburete metálico clavado en la cabeza de tal manera que la pata de éste había atravesado su cerebro, informó hoy la portavoz del centro médico que le operó.

"Un hombre de entre 40 y 45 años de edad y sin el menor signo de embriaguez ingresó en el hospital a principios de agosto con un taburete metálico en la cabeza. Una de las patas perforó el cráneo en la zona de la nuca y lo atravesó 11 centímetros hasta su base a través de la masa encefálica", explicó Irina Kochetkova.

El médico neurocirujano Pável Rudenko, que operó de urgencia al paciente, aseguró a la agencia Interfax que la intervención quirúrgica fue todo un éxito y el hombre se recupera de la grave herida que sufrió.

"El hombre sobrevivió. Después de la extracción de un objeto tan voluminoso el paciente ni siquiera tuvo hemorragia, como sería de esperar. Después de la operación, que duró tres horas, pasó dos semanas en la unidad de cuidados intensivos en estado grave, donde fue estabilizado gracias a una terapia intensiva", apuntó Rudenko.

En la actualidad, el paciente continúa en el hospital clínico regional de Krasnoyarsk bajo observación.

"No hay peligro para su vida. El paciente está consciente y come por sus propios medios. Tampoco sufre graves disfunciones motoras. Al mismo tiempo tiene conciencia de quién es y dónde está. Los especialistas destacan la dinámica positiva en su recuperación", agregó Kochetkova.

Los médicos aún no han podido averiguar cómo acabó el taburete en la cabeza del paciente, toda vez que éste habla con dificultad.