Un millón de kilómetros cuadrados, afectados por inundaciones en Rusia

Mas de un millón de kilómetros cuadrados han quedado en el área de las inundaciones que afectan desde hace casi tres semanas el extremo oriente de Rusia, informó hoy el Ministerio de Situaciones de Emergencias de este país.

Mas de un millón de kilómetros cuadrados han quedado en el área de las inundaciones que afectan desde hace casi tres semanas el extremo oriente de Rusia, informó hoy el Ministerio de Situaciones de Emergencias de este país.

"Es una situación sin precedentes, por si miramos de oeste a este, están afectados más de 2.000 kilómetros, mientas que el ancho (de la superficie afectada) es de más de 500 kilómetros", dijo en rueda de prensa el jefe del Centro Nacional de Situaciones de Crisis, Vladímir Stepánov, según las agencias rusas.

Cientos de núcleos poblacionales y cientos de miles de personas viven en el área afectada por las históricas inundaciones, debidas a copiosas lluvias torrenciales y la crecida de los ríos que se dan en varias regiones del extremo oriente ruso desde finales del pasado mes de julio.

En la región de Amur, la que sufrió la crecida de los ríos, 62 localidades siguen inundadas y cerca de 13.000 personas han sido evacuadas en las últimas tres semanas.

Las autoridades de esta región, fronteriza con China y de una superficie de casi 362.000 kilómetros cuadrados, han desplegado 64 centros de acogida de damnificados con capacidad para 16.000 personas.

Alrededor de 30.000 personas participan en trabajos de rescate y reconstrucción en todo el distrito administrativo federal de Extremo Oriente, que incluye además de Amur otras regiones afectadas por las inundaciones, como es el caso de Primorie, Jabárovsk, Magadán y la Autonomía Hebrea.

Los servicios de emergencias trabajan en la reparación de los diques de contención y la habilitación de medidas de seguridad en el litoral de los ríos.

Otras 10.000 personas están listas para desplazarse a las zonas afectadas para ayudar en los trabajos, aseguró Stepánov