Los inmigrantes viven en autobuses antes de ser deportados de San Petersburgo

San Petersburgo (Rusia), 15 ago (EFE).- Una veintena de inmigrantes con orden de deportación duermen en autobuses ante la saturación de los centros de internamiento de extranjeros en la ciudad rusa de San Petersburgo, informó hoy el Servicio Federal de Agentes Judiciales (SFAJ) ruso.

Algunas compañías aéreas se niegan a subir a bordo a más de cinco inmigrantes deportados, por lo que las autoridades de San Petersburgo lo tienen difícil para devolver a sus países de origen a los extranjeros ilegales.

El SFAJ apenas ha podido comprar 47 billetes de avión y reservar otros 15 para deportar a los inmigrantes, cuyo número total no precisa este servicio ruso, citado por las agencias locales.

Las autoridades rusas han lanzado una campaña de redadas masivas contra inmigrantes ilegales después de la paliza que propinó hace tres semanas un hombre oriundo de la república rusa de Daguestán (Cáucaso Norte) a un policía en un mercado de la ciudad de Moscú.

Tres cuartas partes de los rusos ven con malos ojos a los inmigrantes y se manifiestan a favor de endurecer las leyes que regulan la entrada de la mano de obra extranjera en el país.

Los ánimos contra los inmigrantes ilegales, sobre todo los que proceden de los países de Asia Central (Tayikistán, Uzbekistán y Kirguizistán), son especialmente fuertes en Moscú y San Petersburgo, las dos ciudades más habitadas y prósperas del país.EFE