Egipto pierde hasta un tercio de los turistas rusos por los disturbios

Tras el inicio de la crisis que siguió al relevo forzoso del presidente islamista Mohamed Mursi el pasado 3 de julio, el Ministerio de Exteriores ruso recomendó a sus ciudadanos que eligen Egipto como destino vacacional a no abandonar las zonas turísticas y a evitar los lugares de las protestas civiles.

La llegada de turistas rusos a Egipto, hasta ahora el segundo destino turístico para ciudadanos de este país en lo que va de 2013, ha caído en hasta un 30 por ciento desde el inicio de los disturbios en el país árabe, informó hoy la patronal turística rusa.

Tras el inicio de la crisis que siguió al relevo forzoso del presidente islamista Mohamed Mursi el pasado 3 de julio, el Ministerio de Exteriores ruso recomendó a sus ciudadanos que eligen Egipto como destino vacacional a no abandonar las zonas turísticas y a evitar los lugares de las protestas civiles.

"Exteriores no ha retirado sus recomendaciones, pero en las zonas turísticas hay tranquilidad. La caída del flujo de viajeros es una reacción psicológica del mercado. El consumidor traslada las noticias negativas de El Cairo al resto del país", dijo a la agencia RIA Nóvosti la portavoz de la Unión Turística de Rusia, Irina Tiúrina.

La patronal rusa lamentó que a pesar de la paz que se vive en la turística península de Sinaí, las autoridades egipcias han impuesto medidas que limitan la libertad de movimiento de los turistas por esta zona.

"Aunque los turistas están principalmente en el sur de la península, los autobuses turísticos tienen prohibido circular en todo su territorio. Y así, los turistas que quieren desplazarse a Taba o Dajab tienen que pasar la noche en Sharm el Sheikh", adonde llegan en avión, se quejó Tiúrina.

Además, los turistas tampoco pueden realizar las tradicionales excursiones nocturnas al Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí, desde donde acostumbraban hasta ahora contemplar el amanecer.

Alrededor de 40.000 turistas rusos permanecen a día de hoy en Egipto, precisó la directora ejecutiva de la Asociación de Turoperadores de Rusia, Maya Lomidze.

Casi dos millones de rusos visitaron Egipto el año pasado, después de que el mercado turístico del país se recuperara tras la fuerte caída que experimentó en 2011, durante el inicio de la Primavera Árabe.

Alrededor de un centenar de personas han muerto en las últimas horas en violentos choques que vive el país árabe entre las fuerzas policiales y los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi.

La situación ha obligado a la Presidencia egipcia a decretar hoy el estado de emergencia en todo el país durante un mes.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.