Alíev: El conflicto de Karabaj debe resolverse en base a justicia histórica

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, llamó hoy a resolver "en base a la justicia histórica" el conflicto por el enclave de Nagorno Karabaj, que enfrenta a Bakú con la vecina Armenia.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, llamó hoy a resolver "en base a la justicia histórica" el conflicto por el enclave de Nagorno Karabaj, que enfrenta a Bakú con la vecina Armenia.

"La más breve resolución de esa cuestión (...) debe basarse en la justicia histórica, así como en el derecho internacional, las decisiones y resoluciones de organismos internacionales", afirmó el mandatario azerbaiyano durante una reunión con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en Bakú.

Recordó que "la ocupación (armenia del enclave) dura más de 20 años", al tiempo que apuntó que "los territorios ocupados no son aptos para la vida, se ha destruido todo lo que se ha podido destruir".

Alíev lamentó que pese a las respectivas resoluciones de la ONU para desalojar la región reclamada por Azerbaiyán, "éstas quedan en papel mojado".

Asimismo, subrayó el papel que desempaña Rusia en los intentos de resolver el litigio como miembro del Grupo de Minsk de mediadores de la OSCE.

El conflicto se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando el Karabaj pidió su incorporación a Armenia, tras lo cual estalló una cruenta guerra entre armenios y azerbaiyanos que se prolongó de 1991 a 1994 y en la que murieron más de 25.000 personas.

Los dirigentes de Armenia y Azerbaiyán se reunieron en varias ocasiones en los últimos tiempos con mediación de Rusia para tratar de resolver el conflicto, el primero que estalló entre dos repúblicas soviéticas tres años antes de que dejara de existir la URSS en 1991.

Sin embargo, las diferencias entre ambas partes siguen siendo muy grandes, ya que Azerbaiyán exige la retirada incondicional de las tropas armenias, que junto con el enclave ocupan un tercio de su territorio, y su sustitución por fuerzas de pacificación, para conceder una amplia autonomía a Karabaj.

La que fue la primera guerra entre dos antiguas repúblicas soviéticas concluyó con la expulsión de los azerbaiyanos de Karabaj y la ocupación de una vasta zona de Azerbaiyán, que permitió unir el enclave a Armenia.

La ONU condenó en 1993 en cuatro resoluciones diferentes la ocupación del enclave por las tropas armenias y demandó su retirada inmediata.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.