Kerry y Lavrov se reunirán el viernes en EE.UU. y hablarán de Snowden y Siria

Los titulares de Exteriores y Defensa de EE.UU, John Kerry y Chuck Hagel, se reunirán este viernes en Washington con sus homólogos rusos, Serguei Lavrov y Sergei Shoigu, en un diálogo de alto nivel en el que se espera que cobre protagonismo el caso de Edward Snowden y la situación en Siria.

Los titulares de Exteriores y Defensa de EE.UU, John Kerry y Chuck Hagel, se reunirán este viernes en Washington con sus homólogos rusos, Serguei Lavrov y Sergei Shoigu, en un diálogo de alto nivel en el que se espera que cobre protagonismo el caso de Edward Snowden y la situación en Siria.

El Departamento de Estado de EE.UU. anunció hoy la reunión, un diálogo bilateral de alto nivel que se celebra a nivel anual y que las autoridades estadounidenses han decidido mantener pese al anuncio el pasado viernes del Gobierno ruso de que concederá asilo temporal a Snowden, un exanalista de la CIA reclamado por Washington.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, informó en su conferencia de prensa diaria de la reunión del viernes, y confirmó que el destino de Snowden estará sobre la mesa.

"Hemos hablado en muchas ocasiones sobre el señor Snowden, y prevemos volverlo a hacer. Seguimos presionándoles al respecto", indicó Psaki.

Tras la concesión de asilo por un año a Snowden, responsable de filtrar documentos clasificados sobre los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), el Gobierno de EE.UU. dijo que se replantearía la celebración del encuentro del viernes, pero finalmente ha optado por mantenerla en pie.

Psaki explicó que esa decisión se debió a que, pese a que hay "puntos de desacuerdo" en la relación, también hay "muchos asuntos importantes" en los que las dos potencias deben "trabajar juntas".

En cambio, la Casa Blanca no ha decidido aún si el presidente Barack Obama asistirá a la cumbre bilateral que tenía previsto mantener con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en Rusia el próximo mes de septiembre, en paralelo a la cumbre del G20.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, señaló el lunes que habrá una decisión "en los próximos días" sobre la presencia de Obama en la cumbre, que quedó en duda tras la concesión de asilo a Snowden.

Además del caso del exanalista, se espera que en la reunión del viernes en Washington vuelva a tratarse el conflicto en Siria y los esfuerzos frustrados de EE.UU y Rusia de convocar una conferencia en Ginebra que trace una hoja de ruta para una transición en el país.

"Siria será parte de la conversación el viernes. Los funcionarios hablarán sobre su acuerdo de que la solución política es el mejor camino" para salir del conflicto, explicó Psaki.

Estados Unidos siguió con preocupación el discurso del lunes del presidente sirio, Bachar al Asad, quien señaló que es necesario golpear el "terrorismo" en su país "con mano de hierro".

"El discurso de Al Asad fue la última prueba de que el régimen rechaza públicamente los objetivos del comunicado de Ginebra" emitido en junio de 2012, y que llamaba a crear un Gobierno de transición con elementos del régimen y la oposición, indicó Psaki.

Además de sobre Snowden y Siria, la reunión tratará sobre la "ratificación e implementación del nuevo tratado START", la cooperación en Afganistán y la manera de "prevenir que Irán obtenga armas nucleares", señaló la portavoz.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.