Trasladan a otra prisión a la Pussy Riot Aliójina

María Aliójina, una de las dos componentes del grupo punk femenino Pussy Riot que cumplen dos años de cárcel, ha sido trasladada de la prisión preventiva de la ciudad de Perm, en los Urales, a otra cárcel en la ciudad de Nizhni Nóvgorod (parte europea de Rusia), informaron hoy las agencias rusas.

María Aliójina, una de las dos componentes del grupo punk femenino Pussy Riot que cumplen dos años de cárcel, ha sido trasladada de la prisión preventiva de la ciudad de Perm, en los Urales, a otra cárcel en la ciudad de Nizhni Nóvgorod (parte europea de Rusia), informaron hoy las agencias rusas.

Un portavoz de los servicios penitenciarios, citado por la agencia Interfax, precisó que la chica llegó hoy a la prisión sin especificar de qué lugar se trata y alegó que no está autorizado a revelar esta información.

Sin embargo, los activistas del grupo artístico opositor "Voina" adelantaron a través del Twitter, tras citar a fuentes de la prisión de Perm, que Aliójina fue trasladada a la colonia de presos de Nizhni Nóvgorod Nº 2.

El pasado jueves, Irina Jrunova, la abogada de la cantante opositora, anunció que desconocía el paradero de su defendida.

Dos tribunales rechazaron a finales de julio los recursos de libertad condicional interpuestos tanto por Aliójina como por otra integrante, Nadezhda Tolokónnikova, condenadas por "gamberrismo motivado por odio religioso".

Ambas mantienen su inocencia e insisten en que su acción en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, donde el grupo interpretó el pasado año la misa punk "Virgen María, echa a Putin", tenía fines políticos y no estaba dirigida contra los creyentes ortodoxos.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha respaldado en varias ocasiones la pena de cárcel, mientras el primer ministro, Dmitri Medvédev, considera que las jóvenes ya han pagado con creces su culpa.