Incoan causa penal contra grupo estadounidense por afrenta a la bandera rusa

Las autoridades rusas han incoado una causa penal contra el grupo musical estadounidense Bloodhound Gang después de que uno de sus integrantes se pasara una bandera rusa por sus partes íntimas en un concierto en la vecina Ucrania, informaron hoy agencias rusas.

Las autoridades rusas han incoado una causa penal contra el grupo musical estadounidense Bloodhound Gang después de que uno de sus integrantes se pasara una bandera rusa por sus partes íntimas en un concierto en la vecina Ucrania, informaron hoy agencias rusas.

"El Departamento del Ministerio del Interior de la región de Krasnodar (sur de Rusia) ha instruido una causa penal por afrenta a la bandera del Estado ruso", dijo a Efe Anatoli Lastovetski, portavoz de la cartera.

Con anterioridad, el embajador de EE.UU. en Rusia, Michael McFaul, tachó de asqueroso el acto cometido por la banda, pero también criticó la actitud de los que agredieron este fin de semana a los componentes del grupo en el aeropuerto de la ciudad rusa de Anapa donde estos hacían escala.

La banda estadounidense, que tenía previsto también ofrecer un único concierto en el marco de un festival en el sur de Rusia, fue expulsada el pasado sábado después de que el ministro de Cultura de Rusia, Vladímir Medinski, expresara su indignación por la conducta del grupo.

Por su parte, también a través de internet, el jefe de la región de Krasnodar, conocida también como Kubán, Alexandr Tkachov, aseguró que la banda estadounidense "jamás" podrá tocar en su territorio.

El escándalo estalló después de que en internet se difundieran imágenes del concierto ofrecido por The Bloodhound Gang el pasado 31 de julio en la ciudad ucraniana de Odessa.

En el vídeo se observa como el bajo del grupo, Jared Hasselhoff, se pasa la bandera rusa por su partes íntimas y luego la arroja al público diciendo: "Que no lo digáis a (el presidente ruso Vladímir) Putin".

Hasselhoff ofreció disculpas y explicó que en el grupo existe la tradición de que "todo aquello que se arroja del escenario al público pasa por la entrepierna del bajo", según el periódico "Rossiiskaya Gazeta"