Prohibición de propaganda homosexual en Rusia no se aplicará en Olimpiadas

La ley aprobada en Rusia el pasado junio que prohíbe la propaganda homosexual no se aplicará a los invitados ni a los atletas que participen en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi, según dijo hoy un responsable ruso.

La ley aprobada en Rusia el pasado junio que prohíbe la propaganda homosexual no se aplicará a los invitados ni a los atletas que participen en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi, según dijo hoy un responsable ruso.

"Los Juegos Olímpicos son un evento internacional de primera fila. Tenemos que ser todo lo corteses y tolerantes como sea posible", dijo Igor Ananskij, vicepresidente del Comité de Deportes de la Duma (cámara baja del Parlamento).

"Por eso se ha tomado la decisión de no sacar a relucir ese asunto durante las Olimpiadas", señaló el diputado, en declaraciones a la agencia Interfax.

En su opinión, la decisión del Gobierno de no aplicar los requerimientos de esta ley a los participantes e invitados de este evento es "totalmente legal y correcta".

La ley contempla fuertes multas para aquellas personas que proporcionen información sobre la homosexualidad a los menores de 18 años.

"Rusia tiene planes de ser sede de grandes competiciones internacionales en el futuro. El ambiente en ellas debe ser de toda la seguridad y cortesía como sea posible", añadió Ananskij.

Nikolái Alexéyev, uno de los responsables de la organización rusa de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, dijo a Interfax que van a presentar un recurso contra la ley ante el Tribunal Constitucional antes de que comiencen los Juegos Olímpicos de Sochi.

"Si no es posible, iremos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos", agregó.

Según Alexéyev, varios atletas ya han anunciado su intención de aparecer en la ceremonia de inauguración de Sochi con banderas del movimiento gay.

Una semana después de aprobarse la ley contra la propaganda homosexual, la Duma rusa prohibió la adopción de niños rusos por parte de homosexuales extranjeros y de solteros procedentes de países donde son legales las uniones entre personas del mismo sexo.