Veintena de detenidos en protesta opositora no autorizada en centro de Moscú

Una veintena de opositores rusos fueron hoy detenidos en el centro de Moscú durante una protesta no autorizada en favor del artículo 31 de la Constitución, que promueve la libertad de reunión.

Una veintena de opositores rusos fueron hoy detenidos en el centro de Moscú durante una protesta no autorizada en favor del artículo 31 de la Constitución, que promueve la libertad de reunión.

La policía practicó las detenciones en la céntrica plaza Triumfálnaya, habitual lugar de concentración de la oposición radical al Kremlin el día 31 de mes, informan las agencias locales.

Entre los arrestados está el líder de la organización La Otra Rusia, el escritor Eduard Limónov, que recibirá su enésima sanción administrativa, al igual que el resto de detenidos.

El Ayuntamiento moscovita había advertido a los convocantes de la manifestación que dispersaría el acto al no contar con autorización, pero los opositores más radicales al Kremlin decidieron de todas formas salir a la calle, tras tachar de "ilegal" la prohibición.

"De todas formas, saldremos a la calle para ejercer nuestro derecho a la libertad de reunión. Con antidisturbios no nos amedrentarán", dijo Alexandr Averin, dirigente del movimiento opositor La Otra Rusia, a las agencias locales.

Los partidarios de la conocida como "Estrategia 31" celebran esta clase de acciones de protesta sin contar con autorización oficial desde 2009.

"Estrategia 31" ha ido perdiendo adeptos desde que la oposición no parlamentaria uniera sus fuerzas para convocar las mayores protestas antigubernamentales en veinte años, tras las controvertidas elecciones parlamentarias de diciembre de 2011.

La oposición reanudó el 6 de mayo las multitudinarias protestas contra el presidente ruso, Vladímir Putin, tras más de seis meses de receso, tiempo durante el cual el movimiento de protesta ha perdido fuelle debido a la adopción de numerosas leyes restrictivas.

Rusia juzgará a doce opositores por participar el 6 de mayo de 2012 en los disturbios que se produjeron durante una manifestación autorizada contra el Kremlin, que congregó a unas 100.000 personas en la capital rusa.