Una ley "antipirata", polémica según muchos expertos, entra en vigor en Rusia

Una ley "antipirata", polémica según muchos expertos y que permite bloquear el acceso a las páginas web que difundan vídeos que violen los derechos de propiedad intelectual, entró hoy en vigor en Rusia.

Una ley "antipirata", polémica según muchos expertos y que permite bloquear el acceso a las páginas web que difundan vídeos que violen los derechos de propiedad intelectual, entró hoy en vigor en Rusia.

Muchos expertos consideran que la ley, aprobada el pasado 21 de junio, busca en realidad aplacar las protestas antigubernamentales, mayormente provenientes de las redes sociales, y que forma parte de una sucesión de represalias que ha marcado la presidencia de Vladímir Putin.

Alegan que a partir de ahora para bloquear una página "indeseable" para las autoridades basta con colocar directamente contenido ilegal en el portal o a través de un hipervínculo en la sección de comentarios para que quede bloqueado durante un plazo de 15 días como medida cautelar.

Todo ello sin esperar la respectiva decisión judicial, algo que permiten las nuevas modificaciones.

"Dicha ley no fue elaborada suficientemente bien y en gran medida tiene como objetivo destruir internet, además de que viola los intereses de la industria digital nacional y los derechos de la comunidad en internet", reza un comunicado de la Asociación de Internautas de Rusia.

"Para internet es fatal. A la hora de poner un vínculo nunca sabes si es legal o no el contenido a que lleva", dijo Stanislav Kozlovski, activista de la Asociación, citado por la prensa rusa.

La ley se refiere sólo a las grabaciones de vídeo y no prevé restringir el acceso al contenido musical ilegal, como inicialmente propusieron algunos legisladores, y remite los litigios de propiedad intelectual a los tribunales municipales.

Éstos, una vez presentada la denuncia correspondiente, deberán enviar como medida preventiva una notificación al proveedor de servicios de internet que, a su vez, deberá solicitar al dueño de la página que retire el contenido pirata en un plazo de 24 horas.

En el caso de que la solicitud quede sin respuesta, el proveedor de internet bloqueará automáticamente la página.

El acceso permanecerá bloqueado hasta la resolución definitiva de los tribunales.