Unos 3,5 millones de extranjeros trabajan ilegalmente en Rusia

Unos 3,5 millones de extranjeros trabajan ilegalmente en Rusia, afirmó hoy el jefe del Servicio Federal de Migración (SFM) ruso, Konstantín Romodánovski.

Unos 3,5 millones de extranjeros trabajan ilegalmente en Rusia, afirmó hoy el jefe del Servicio Federal de Migración (SFM) ruso, Konstantín Romodánovski.

"Actualmente, en el país trabajan legalmente 1,8 millones de extranjeros y, según nuestros datos, los que trabajan de manera ilegal son unos 3,5 millones", dijo Romodánovski, citado por al agencia Interfax, en una reunión con hombres de negocios.

El jefe del SFM indicó que en lo que va de año se le ha prohibido la entrada en el país a cerca de 140.000 extranjeros por trasgredir la legislación rusa.

Hace unas semanas, Romodánovski manifestó que las autoridades deben tener en cuenta la opinión de los habitantes de las grandes ciudades, "irritados, y con fundamento, por la presencia de inmigrantes ociosos en sus calles".

Según el SFM, ha crecido significativamente el flujo de inmigrantes procedentes de las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central.

"Nuestras estadísticas muestran que en los últimos cuatro años se ha producido un incremento del 37 por ciento de la llegada de extranjeros a Rusia, y la mitad de ellos proviene de países de Asia Central", dijo Romodánovski.

Agregó que en su mayoría se trata de jóvenes de hasta 30 años que buscan trabajo, aunque no saben ruso ni tienen profesión