Saakashvili indignado por los planes de restaurar un monumento a Stalin

El presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, se mostró hoy indignado por la decisión de restaurar un monumento a José Stalin, anunciada la víspera por las autoridades de Gori, ciudad natal del "zar rojo".

El presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, se mostró hoy indignado por la decisión de restaurar un monumento a José Stalin, anunciada la víspera por las autoridades de Gori, ciudad natal del "zar rojo".

"La restauración del monumento a Stalin (retirado en 2010) en el siglo XXI es un acto bárbaro y antigeorgiano", declaró Saakashvili tras reunirse con el ex primer ministro polaco Jaroslaw Kaczynski.

Agregó que dicho acto "llevaría a un aislamiento internacional de Georgia" y recordó que a petición de Stalin el "Ejército de la URSS entró en Georgia (en febrero de 1921) y puso fin a su independencia".

Señaló que "fue Stalin quien quitó tierras a Georgia y las regaló a otras repúblicas soviéticas (...) Fue Stalin quien colocó minas de acción retardada en Abjasia y la llamada Osetia del Sur", dijo Saakashvili en referencia a las dos repúblicas separatistas georgianas.

"Llamo al primer ministro de Georgia (Bidzina Ivanishvili, opositor al presidente), quien toma decisiones en el Gobierno, a que revise esta decisión estúpida de la que Georgia no sacará provecho", dijo Saakashvili.

Según las agencias locales, la decisión de recuperar el monumento al "padre de los pueblos" fue tomada hace varios meses por el ejecutivo, mientras que las autoridades de Gori anunciaron la víspera que la obra de bronce de seis metros de altura volverá a ser erigida en la casa-museo de Stalin antes de que termine el año.

El anterior Parlamento georgiano ratificó en junio de 2010 un documento que dispone demoler los monumentos y símbolos soviéticos.

En Georgia aún quedan monumentos al dictador soviético, oriundo de Georgia.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.