El partido de Saakashvili nombra candidato a las presidenciales de Georgia

El expresidente del Parlamento de Georgia, David Bakradze, fue nombrado hoy candidato a la Presidencia por el opositor Movimiento Nacional Unido (MNU) del todavía presidente Mijaíl Saakashvili, que agota sus últimos meses en el cargo aislado por un Gobierno que dirige su principal oponente político.

El expresidente del Parlamento de Georgia, David Bakradze, fue nombrado hoy candidato a la Presidencia por el opositor Movimiento Nacional Unido (MNU) del todavía presidente Mijaíl Saakashvili, que agota sus últimos meses en el cargo aislado por un Gobierno que dirige su principal oponente político.

Bakradze, que también estuvo al frente del ministerio de Interior del país caucasiano, luchará por la Presidencia en los comicios del 28 de octubre después de imponerse a otros tres candidatos en las primarias del MNU.

El nombramiento, precedido por la última ronda de las primarias en Tiflis, fue ensombrecido por la protesta de decenas de antiguos militantes del MNU -el partido del poder hasta hace diez meses-, liderada por la organización "Presos políticos por los derechos humanos".

El Gobierno del primer ministro Bidzina Ivanishvili sostiene que 190 personas fueron encarceladas antes de su llegada al poder por hacer oposición al líder del MNU.

David Berdzenishvili, diputado del partido Sueño Georgiano que ganó las elecciones parlamentarias celebradas en octubre del año pasado, aventuró en declaraciones a Efe que "Bakradze obtendrá como mucho un 10 por ciento de los votos" en las presidenciales.

El candidato del MNU deberá disputar la Presidencia al ex viceprimer ministro del actual Gobierno georgiano, Gueorgui Margvelashvili, de 43 años, que dimitió de su cargo hace dos semanas para concurrir a las elecciones por Sueño Georgiano.

Según la últimas encuestas, el candidato de la formación gubernamental lidera los sondeos de intención de voto con el 29 por ciento, insuficiente para ganar en la primera vuelta de los comicios.

Las presidenciales de octubre serán las primeras elecciones después de la reforma constitucional que recortó considerablemente los poderes del jefe del Estado y entregó al primer ministro, designado por el Parlamento, casi la totalidad de las facultades ejecutivas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.