Organización ortodoxa rusa crea fondo en ayuda a favor de Snowden

La organización ortodoxa rusa "Pchiolki" (Las abejitas) anunció hoy la creación de un fondo para ayudar a Edward Snowden, el exanalista de la CIA perseguido por la Justicia de EEUU que lleva cuatro semanas atrapado en el aeropuerto moscovita de Sheremétievo.

La organización ortodoxa rusa "Pchiolki" (Las abejitas) anunció hoy la creación de un fondo para ayudar a Edward Snowden, el exanalista de la CIA perseguido por la Justicia de EEUU que lleva cuatro semanas atrapado en el aeropuerto moscovita de Sheremétievo.

"Nuestro pueblo siempre ha sido misericordioso con aquellos que son injustamente perseguidos y maltratados. Por voluntad de Dios, Edward Snowden recibió refugio temporal en Rusia", informó el grupo en un comunicado.

El grupo critica la hipocresía de los funcionarios norteamericanos que persiguen al hombre que más ha hecho en defensa de los ideales de la libertad y la democracia en el mundo que ellos dicen promover.

"Snowden, cuya vida está bajo auténtica amenaza en su patria, EEUU, se ve obligado a deambular por el mundo", apunta la nota, que subraya que el fugitivo estadounidense "necesita dinero para pagar vivienda, alimento y transporte público".

"Pchiolkí" se dirige a los rusos con la petición de que transfieran dinero para asistir a Snowden, con la promesa de que el grupo rendirá cuenta en su página web sobre el monto recaudado y su destino.

"Donativo para Edward Snowden", debe indicar el cheque con el dinero transferido para el extécnico de la CIA, apunta.

El abogado ruso Anatoli Kucherena, asesor legal de Snowden, reconoció que ha recibido numerosas llamadas con propuestas de matrimonio, casa y asistencia material para el joven norteamericano.

Además, explicó que Snowden está a la espera de que el Servicio Federal de Migración acuse recibo de su solicitud de asilo temporal en Rusia y que a más tardar esta semana podrá abandonar la zona de tránsito de Sheremétievo.

En caso de recibir asilo temporal, una especie de estatus humanitario de refugiado que se concede por un año, Snowden tendrá casi los mismos derechos que un ciudadano ruso, incluido el permiso de trabajo