Ciudad rusa siberiana bate marca histórica de calor con 32 grados

La ciudad rusa de Norilsk, que se encuentra en la región siberiana de Krasnoyarsk, batió este fin de semana el récord histórico de calor al alcanzar los 32 grados centígrados de temperatura, informó hoy el servicio de prensa de esta región.

La ciudad rusa de Norilsk, que se encuentra en la región siberiana de Krasnoyarsk, batió este fin de semana el récord histórico de calor al alcanzar los 32 grados centígrados de temperatura, informó hoy el servicio de prensa de esta región.

"El sábado, el termómetro alcanzó los 32 grados, el máximo en toda la historia de las observaciones meteorológicas en Norilsk desde 1972", precisó un comunicado.

Ese registro superó en una décima el anterior récord alcanzado en julio de 1979, añadió el texto.

Las temperaturas oscilarán entre los 30 y 32 grados de calor hasta el próximo viernes, mientras que la temperatura media en verano es de 17,3 grados de calor, según la norma climática para esta región ártica.

Norilsk, con temperaturas que en invierno alcanzan los 50 grados bajo cero y vientos de hasta 25 metros por segundo, es considerada una de las ciudades más contaminadas en el mundo por las explotaciones mineras que existen en esa zona.

Mientras, la ola de calor que llegó a mediados de junio a algunas regiones de la zona europea de Rusia como Lipetsk, Sarátov, Uliánovsk y Vorónezh ha cedido ante un ciclón con lluvias y temperaturas en torno a los 14 grados centígrados.