Detienen a un centenar opositores rusos en protestas contra condena a Navalni

La policía rusa detuvo hoy a un centenar de activistas opositores en la capital y en la segunda ciudad del país, San Petersburgo, durante las acciones de protesta por la condena de cinco años de cárcel al líder opositor, Alexéi Navalni.

La policía rusa detuvo hoy a un centenar de activistas opositores en la capital y en la segunda ciudad del país, San Petersburgo, durante las acciones de protesta por la condena de cinco años de cárcel al líder opositor, Alexéi Navalni.

"Cerca de la plaza del Manezh han sido detenidos unas 58 personas" en Moscú, informó un activista de derechos humanos a la agencia Interfax.

Más de una treintena fueron también detenidos en la antigua capital imperial, mientras acciones similares tuvieron lugar en varias ciudades rusas: Sarátov, Yekaterimburgo, Cheliabinsk, Magnitogorsk, Pskov, Tomsk, Izhevsk y Novosibirsk.

También se concentraron los partidarios del bloguero anticorrupción en las inmediaciones de la prisión preventiva de Kírov, ciudad a 900 kilómetros al este de Moscú en la que Navalni fue condenado por robo y fraude y donde fue internado tras dictarse el fallo.

El líder del partido liberal Yábloko, Serguéi Mitrojin, cifró en 10.000 el número de personas que acudieron a la convocatoria de la protesta en la plaza Manezh, frente a los muros del Kremlin.

Mientras, la policía cifró en unos 2.500 a los participantes en la acción, que no había recibido la autorización del Ayuntamiento de la capital.

Al ver que el Manezh, donde mañana se reúnen los ministros de Finanzas y Trabajo del G20, había sido acordonado por la policía, decenas de activistas se desplazaron a la vecina plaza de la Revolución, no lejos del teatro Bolshói.

Mientras, otros tantos se dirigieron a la Duma o Cámara de Diputados, donde se congregaron para aplaudir y corear diversos eslóganes a favor de Navalni y en contra del partido del Kremlin, Rusia Unida.

El jefe de la policía de Moscú se personó en el lugar menos de una hora después del inicio de la protesta (15:00 GMT), tras lo que cinco nuevos furgones y autobuses policiales con efectivos antidisturbios hicieron acto de presencia en la zona.

Las fuerzas del orden también han reforzado su presencia en torno al edificio de la alcaldía, a cuya jefatura aspiraba Navalni, que había presentado su candidatura a las elecciones de septiembre pero que queda automáticamente inhabilitada al ser condenado a una pena de cárcel.

En un intento de prevenir la concentración opositora, según las agencias locales, las autoridades ordenaron hoy el recambio de los adoquines de las aceras del Manezh, uno de los lugares más concurridos de la capital rusa.

Mitrojin decidió participar en la protesta ya que el empresario Piotr Ofitsérov, que fue condenado a cuatro años como cómplice de Navalni, es miembro de su formación política.

El socialdemócrata Guennadi Gudkov, al que la Duma privó el pasado año del acta de diputado, también acudió a la convocatoria moscovita.

El presidente del Consejo de Derechos Humanos adjunto a la Presidencia de Rusia, Mijaíl Fedótov, también se encuentra en la plaza con el fin de supervisar posibles actos de violencia o un excesivo uso de la fuerza policial.

"Estoy en el Manezh. Lo importante es evitar la violencia", dijo, citado por las agencias locales.

Navalni, popular bloguero que denunció numerosos casos de corrupción entre la administración pública, fue uno de los organizadores en diciembre de 2011 de las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS.

Condenado por un tribunal de la ciudad de Kírov por robo de madera y fraude, el opositor fue declarado hoy preso político por la organización de derechos humanos Memorial.

La sentencia fue inmediatamente criticada por la Unión Europea, el embajador de Estados Unidos, los Gobiernos alemán y francés, Amnistía Internacional y Human Rights Watch.