Rusos investigan causas del accidente de un helicóptero militar en Nicaragua

Un equipo de especialistas aéreos de la Fuerza Armada de Rusia apoya a Nicaragua para determinar las causas del accidente de un helicóptero militar que cobró la vida de sus diez ocupantes, incluido el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea nicaragüense, informaron hoy fuentes castrenses.

Un equipo de especialistas aéreos de la Fuerza Armada de Rusia apoya a Nicaragua para determinar las causas del accidente de un helicóptero militar que cobró la vida de sus diez ocupantes, incluido el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea nicaragüense, informaron hoy fuentes castrenses.

El inspector general del Ejército nicaragüense, el general de brigada Adolfo Zepeda, dijo a Efe que el equipo está integrado por tres expertos rusos y serán rotados gradualmente hasta lograr, de ser posible, definir las causas del accidente aéreo.

El helicóptero MI-17 de fabricación rusa se accidentó el 20 de junio pasado en la comunidad Cuatro Palos, en el municipio de La Paz Centro, provincia de León, a 57 kilómetros al noroeste de Managua, y cerca de las aguas del lago Xolotlán, según la información oficial.

La mayoría de los ocupantes de la aeronave eran miembros del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Nicaragua, incluido su jefe, el coronel Manuel López, y el jefe de Operaciones y Planes, el coronel Eugenio Alfaro, quien pilotaba el aparato.

La aeronave regresaba a Managua procedente del Polígono Nacional de Maniobra "El Papalonal", detrás del volcán Momotombo, donde se realizó una misión de control de adiestramiento de personal, explicó Zepeda, quien aseguró que la nave estaba en "buenas condiciones" y pasó el chequeo de prueba.

Una comisión investigadora de ese accidente aéreo, que preside Zepeda y que dio hoy a conocer los resultados preliminares, descartó que ese accidente se debiera a un atentado.

El general de brigada indicó que la tripulación de la aeronave, diez minutos después de haber despegado, informó a la torre de control que se encuentra en el Aeropuerto Internacional de Managua de que estaban en una situación de emergencia y a continuación se perdió la comunicación.

Hasta la fecha, además de hallar e identificar los cadáveres de los diez ocupantes, se han recuperado 139 piezas del helicóptero accidentado, que corresponde a un 3 % del total.

El jefe militar aclaró que con esa cantidad de piezas no es suficiente determinar las causas del accidente aéreo, por lo que han pedido apoyo a las Fuerzas Armadas de Rusia para continuar con las investigaciones y tener un informe concluyente.